miércoles, 16 de noviembre de 2011

Anécdotas de cine

Si la semana pasada las alumnas Mª del Mar Cordero y Cristina Gandullo se centraron en anécdotas relacionadas con la saga de Indiana Jones, esta vez las seleccionadas han sido las siguientes:


1ª anécdota: el famoso GRITO WILHELM es un un efecto de sonido que aparece por primera vez en la película de 1951 Tambores lejanos. A partir de este momento se convirtió en un cliché sonoro como el típico sonido de teléfono o el del trueno en las películas de miedo. Curiosamente este grito se quedó grabado en el archivo sonoro de la Warner Bros, de donde lo rescató el diseñador de sonido de Star Wars, Ben Burtt, quien lo copió del máster original titulado "Hombre siendo mordido por un caimán y luego grita". Pero expliquemos esto un poquito: este archivo sonoro corresponde a la película Tambores lejanos, y fue grabado de forma independiente por el ingeniero de sonido que necesitaba un grito desgarrador. Posteriormente se utilizó en otras películas de la Warner Bros y es en 1953 con la película La carga de los jinetes indios cuando recibe su nombre definitivo (el grito Wilhelm), que viene precisamente del jinete Wilhelm que recibe un flechazo en el muslo con el consiguiente grito de dolor. Desde este momento hasta la actualidad se ha empleado en multitudes de películas y series: La Humanidad en peligro, Ha nacido una estrella, Tierra de faraones, El zorro de los océanos, El sargento negro, El patrullero P.T.-109, Boinas Verdes, en todas las películas de Indiana Jones y un largo etcétera. (cfr. Jaume García Castro, De cuando Indiana Jones derrotó al Teniente Colombo, Editorial Styria,2009, pp.61 a 63)



video


2ª anécdota. Siguiendo también a Jaume García Castro (pp. 63 y 64) en las películas Por un puñado de dólares, La muerte tenia un precio y El bueno, el feo y el malo, dirigidas por Sergio Leone y protagonizadas por Clint Eastwood, el protagonista no tiene nombre y el vestuario es el mismo, y lo más anecdótico: para la camisa, el sombrero, las botas y los pantalones tuvieron repuestos, pero el poncho fue el mismo y además no lo lavaron por mandato del director.


3ª anécdota: Spielberg al acabar Always, para siempre, les regaló un deportivo impresionante, con matricula personalizada a cada uno de los cuatro protagonistas de la película (Holly Hunter, Richard Dreyfuss, John Goodman y Brad Johnson). La fuente de esta última anécdota la han sacado las alumnas del libro de Juan Pando, Hollywood al desnudo. La cara oculta del cine y sus estrellas, Editorial Espasa, 1997 (p. 231)



Y "La palabra del día" en la radio, en este caso vinculada al cine es el sutantivo polisémico "celuloide" (del lat. cellŭla, hueco, y -oide) que significa "sustancia fabricada con pólvora de algodón y alcanfor" o "película".
http://www.rae.es/rae.html
Para escuchar esta sección tenéis que iros al programa Jueves de cine de esta semana (16 de noviembre).

No hay comentarios: