sábado, 21 de enero de 2012

Recomendaciones de cine 2011 (2ª parte)




Continuamos nuestro programa especial sobre nuestras propuestas cinematográficas relativas al cine de 2011. La siguiente en la lista es la película dirigida por Roman Polanski “Un dios salvaje”. Se trata de una coproducción que adapta una obra de teatro, y tiene como eje argumental la reunión de los padres de dos chavales que se han peleado y quieren resolver el problema de forma civilizada. Cuatro magníficos actores (Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz y Jhon C. Relley) constituyen la clave para sostener una historia que plantea una cuestión filósofica tan interesante como la naturaleza humana y su esencia bondadosa o radicalmente dañina para sus congéneres, además del papel de la educación y la cultura en esta cuestión (quizás algunos de nuestros alumnos recuerden a Rousseau y a Hobbes). Interesante para disfrutar con cuatro estupendas interpretaciones y para reflexionar un poquito sobre el mundo en que vivimos.
Nuestra segunda recomendación del 2011 en el día de hoy es el largometraje español de ciencia ficción “Eva”. Creo que es un muy digno intento de explorar un género poco tratado en nuestro cine. Ambientada en el tema de las posibilidades futuras de la robótica, plantea dilemas éticos y filosóficos muy interesantes. Todo ello con un cuidado diseño de producción. A destacar los dos actores protagonistas: el hispanoalemán Daniel Brühl (Álex), que recordaréis por “Malditos bastardos”, y la niña Claudia Vega (Eva). La crítica de Miguel Ángel Delgado es suficientemente ilustrativa: “…Eva” recupera la ciencia-ficción clásica con una trama que bebe de la época gloriosa del género y un diseño de producción que quita el hipo. En conjunto, la ópera prima de Kike Maíllo es admirable, un lujo para los sentidos…”. Muy recomendable para los amantes de la ciencia ficción clásica, de la robótica, y del buen cine en general.
La tercera propuesta es la película “Un método peligroso”, del director David Cronenberg. Gran trabajo para comprender mejor el nacimiento de una de las teorías que han marcado el pensamiento occidental del siglo XX: el psicoanálisis. Dos personajes históricos complejos, Jung y Freud (magníficamente interpretados por Michael Fassender y Viggo Mortensen) constituyen el eje intelectual de una historia que, a partir del tratamiento de una mujer con graves trastornos (también muy bien Keira Knightley), nos expone los orígenes, los límites morales y las contradicciones de una teoría que, como dijimos, cambió a la larga la forma de pensar en occidente. Estupenda realización de Cronenberg, “…que aúna la excelencia formal de sus últimos trabajos con el regreso a algunos temas recurrentes de su fascinante filmografía. Una película densa y complicada, presidida por un gran trío central sujeto a una dialéctica constante…” (José Arce en labutaca.net). En definitiva, película compleja para los que quieran profundizar en el mundo del psicoanálisis y disfrutar de una dirección e interpretaciones excepcionales.
Por último, finalizamos esta sección de recomendaciones del 2011 con la película “La voz dormida”, del director lebrijano Benito Zambrano, adaptación cinematográfica de la novela homónima de Dulce Chacón. Esta película española vuelve a sumergirse en la época de la represión de la posguerra española, con la historia de dos hermanas como hilo conductor. Estupenda María León en su papel de Pepita, chica de origen rural que se traslada a Madrid para ayudar a su hermana, embarazada y presa política en la cárcel. Por este trabajo recibió la Concha de Plata en el último Festival de San Sebastián. La película ha recibido tanto críticas positivas (fidelidad al relato original, perfección formal) como negativas (frialdad, cierto maniqueísmo en la visión de la historia). Pero sin duda es cine serio, drama sin concesiones, como el que suele hacer Zambrano, aunque esta vez con críticas contrapuestas, y que os recomendamos también como parte de lo más interesante de la filmografía española de 2011.

Y ya en la recta final del programa, finalizamos con la sección Cine y literatura, que conduce Rosa Mª Calderón, dedicada de nuevo al escritor Enrique Jardiel Poncela. Si la semana pasada se habló de Angelina y el honor de un brigadier, que fue la primera película en verso que se hizo en Hollywood, el miércoles 18 de enero se hizo referencia a la experiencia de este dramaturgo en la Meca del cine y de otra de sus famosas obras llevada a la pantalla: Eloísa está debajo de un almendro. Pero centrémonos, en la vinculación de Jardiel Poncela con Hollywood: resulta que en agosto del 32, dos años antes de que escribiera Angelina, el escritor recibe una llamada del dramaturgo, director de cine y guionista José López Rubio quien lo anima a irse a EEUU. La poderosa productora Fox Film le ofrecía un contrato de seis meses, con una remuneración de 100 dólares al mes para trabajar como guionista. Después de muchas dudas, en septiembre marcha a Los Ángeles. El impacto con el mundo del cine fue tremendo, tuvo que aprender a marcha forzada las técnicas del guión cinematográfico, desarrollar la capacidad de síntesis al máximo e innovar los recursos convencionales del humor. Pero la vida de Hollywood pudo con él, y en mayo del 33 regresaba a España con un sabor agridulce: por un lado se había enriquecido profesionalmente, pero por otro lado detestaba profundamente que retocaran cientos de veces sus guiones y la exigencia del trabajo en los estudios cinematográficos que le privaba de total libertad. Su labor, a pesar del escaso tiempo en Hollywood, fue muy reconocida por los cineastas americanos, los cuales le apodaron "el rey de la sincronización", según nos cuenta Miguel Martín en su interesante libro El hombre que mató a Jardiel Poncela (Ed. Planeta, 1997, p.94). Años más tarde, desencantado de esta experiencia y de la sociedad americana en general escribió El amor solo dura 2.000 metros, estrenada en 1941 de donde recogemos este comentario del autor: “En Hollywood pasé la mitad del tiempo tumbado sobre la arena mirando a las estrellas y la otra mitad tumbado sobre las estrellas mirando la arena” (cfr. El hombre que mató a Jardiel Poncela, p.97)Y después de estas anécdotas sobre la vida de Jardiel Poncela y algunas más que podréis escuchar en el programa de radio, pusimos el punto y final con nuestra recomendación: Eloísa está debajo de un almendro. Se trata de una comedia que narra las peripecias de Fernando y su prometida, Mariana, así como sus respectivas familias que se ven envueltos en el misterio de la desaparición, años atrás, de Eloísa, una mujer que tenía un sospechoso parecido físico con Mariana. Esta divertida obra fue estrenada en 1940 en el Teatro de la Comedia de Madrid, y fue llevada al cine en 1943, siendo interpretada por Amparo Rivelles, Rafael Durán, Guadalupe Muñoz Sampedro y Juan Espantaleón.También se hicieron algunas versiones para TVE en 1964 y 1973.


Javier Tinoco






video

No hay comentarios: