martes, 1 de abril de 2014

Referencias históricas en el soneto XXXV de Garcilaso de la Vega

El espacio radiofónico "Carpe diem" del martes 1 de abril ha estado dedicado a las referencias históricas que se encuentran en el soneto XXXV de Garcilaso de la Vega, titulado "A Boscán desde la Goleta" y que dice así:  



Boscán, las armas y el furor de Marte,
que con su propia sangre el africano
suelo regando, hacen que el romano 
imperio reverdesca en esta parte,

han reducido a la memoria el arte
y el antiguo valor italïano,
por cuya fuerza y valerosa mano
África se aterró de parte a parte.

Aquí donde el romano encendimiento,
donde el fuego y la llama licenciosa
solo el nombre dejaron a Cartago,

vuelve y revuelve Amor mi pensamiento,
hiere y enciende el alma temerosa,
y en llanto y en ceniza me deshago

Nota: Diéresis en "italïano" para conseguir que el verso sea endecasílabo.

Navío español y navío otomano
durante la Jornada de Túnez (1535)
Garcilaso de la Vega (1501-1536) es uno de los poetas más importantes de la lírica española del Renacimiento y el impulsor, junto con Boscán, de las formas italianas que renovaron por completo el panorama de la poesía a principios del siglo XVI. Fue, además, el prototipo del caballero de armas y letras, tal y como lo había definido Baltasar de Castiglione en El Cortesano. Precisamente el soneto que hemos elegido para el programa de hoy, surge de esa  doble vertiente, la de poeta y la de soldado, que tenía el escritor toledano. 

Este soneto está inspirado en la campaña que el emperador Carlos I de España y V de Alemania realizó en junio de 1535  contra  Barbarroja para recuperar la plaza de Túnez ,que un año antes había sido tomada por el pirata otomano. Esta expedición marítima, en la que participó Garcilaso de la Vega y fue gravemente herido, tuvo un final feliz para las tropas del emperador, pues el 14 de julio de 1535 la fortaleza de La Goleta, que era la plaza más importante de Túnez, cayó en manos españolas.

Supuesto retrato de Garcilaso de la Vega
de Jacopo Carucci Pontormo
A partir de este acontecimiento histórico el poeta compara la figura de Carlos I con la de Escipión el Africano y la conquista de la fortaleza de La Goleta con la de Cartago. Recordemos que Publio Cornelio Escipión (236-183 a.C), más conocido como Escipión el Africano, fue un general y estratega romano del período republicano que durante la II Guerra Púnica derrotó al cartaginés Aníbal en la batalla de Zama (202 a.C.). 

En el soneto se evidencia cómo Carlos V destruye La Goleta, del mismo modo que lo hizo Escipión con Cartago, quedando simplemente el nombre de ambos lugares:

Aquí donde el romano encendimiento,
donde el fuego y la llama licenciosa
solo el nombre dejaron a Cartago,


Y ya para finalizar este comentario, no podemos pasar por alto las referencias mitológicas al dios de la guerra (Marte) y del amor (Eros) que se incluyen en este soneto y la presencia del amor no correspondido en el último terceto: 

vuelve y revuelve Amor mi pensamiento,
hiere y enciende el alma temerosa,
y en llanto y en ceniza me deshago.

De nuevo la analogía le lleva a confesar sus sentimientos a su amigo Boscán y a comparar la devastación de Cartago por el "fuego y la llama licenciosa" con los estragos que le causa la pasión amorosa. El dios Amor "vuelve y revuelve" su "pensamiento", "hiere y enciende" su "alma temerosa" y como consecuencia de todo ello el poeta se deshace "en llanto y en ceniza". 

Como siempre deseamos que esta ventana al mundo clásico os haya gustado y por supuesto agradecemos la colaboración de los alumnos de 4º de ESO de Latín en esta sección radiofónica.





Bibliografía consultada:
http://es.wikipedia.org/wiki/Jornada_de_T%C3%BAnez
http://www.cervantesvirtual.com/bib/historia/CarlosV/historiografia.shtml
Gallego Morell, Antonio: Garcilaso de  la Vega. Obras completas. Edición, introducción y notas, Editorial Planeta, Clásicos Universales, 1983

No hay comentarios: