Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos

Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos
Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos. Pincha sobre la imagen para ir al enlace

jueves, 25 de octubre de 2012

Plata y aceitunas: tesoros escondidos en el mar de Cádiz.


Parece un título de una obra de Lorca pero no lo es, el mar de Cádiz ofrece estos días plata y aceitunas y  las sirve en un yacimiento arqueológico encontrado durante las obras de la terminal de contenedores del puerto de la capital gaditana.
Allí descansan dos barcos con toda su carga:  lingotes de plata, cerámicas, munición,  planchas de cobre..., y, sorprendentemente, vasijas cargadas de aceitunas. Dichas embarcaciones son, probablemente de los S. XVII y/o  XVIII, aunque aún falta su estudio pormenorizado, ya que junto a los lingotes se ha encontrado también, una moneda de Carlos III. Recordemos que el comercio con América y el traslado a Cádiz de la Casa de la Contratación en 1717 fueron determinantes para que en los fondos de la bahía descansen un sinfín de historias de naufragios, de barcos cargados de “tesoros” provenientes del nuevo continente.
La  noticia de la aparición de los dos barcos saltaba a la prensa la semana pasada,  pero no es demasiado sorprendente si tenemos en cuenta que la riqueza de los fondos marinos de la Bahía de Cádiz es incalculable. Tan solo en esta área se han documentado 600 posibles naufragios cuya cronología varía entre los siglos XV y XX, de los cuales unos 200 pueden estar hundidos frente a las costas de esta ciudad.
Todos los que están localizados forman parte de un inventario recogido en el Sistema de Información del Patrimonio Histórico de Andalucía útil para la protección del patrimonio arqueológico subacuático. Nadie quiere otro “Odyssey”, así que a partir del año 2007 las autoridades españolas se han tomado muy en serio la protección del patrimonio submarino. Recordemos que la compañía de cazatesoros Odyssey localizó y se apropió de los tesoros de oro y plata del pecio español Nuestra Señora de las Mercedes hundido frente a las costas españolas y que a España le costó recuperar...
La localización de antiguos naufragios se lleva a cabo, normalmente, a través del estudio y la investigación en archivos y fuentes documentales, a través de hallazgos casuales o de la propia exploración de los fondos marinos por pescadores y buzos. Además de estos barcos de la Edad Moderna cargados de tesoros de oro y plata, en toda la costa gaditana entre la desembocadura del Guadalquivir y Tarifa, podemos encontrar también, pecios cargados con otro tipo de “tesoros” de época púnica o romana y con un valor histórico incalculable.
De algunos de estos barcos hundidos conocemos el nombre, sabemos que el Fougeaux y el Bucentauro, que participaron en la famosa batalla de Trafalgar, se han localizado frente a la Caleta y Camposoto, respectivamente. De otros conocemos sus ricos cargamentos, y dónde naufragaron, por ejemplo,  el 'HMS Sussex', un buque de bandera inglesa de 48 metros de eslora, 80 cañones y 560 marineros a bordo, naufragó frente a Gibraltar en 1694, pero desgraciadamente, no sabemos exactamente dónde se encuentra. El navío cargaba nada menos que 10 toneladas de oro y 100 de plata, en hermosos lingotes, destinados a comprar la fidelidad del duque de Saboya en la guerra contra Francia. El valor actual se estima en más de 500 millones de euros. También sabemos que la nao 'Santa Cruz' se hundió en Zahara de los Atunes en 1555 cargada con los tesoros de Indias.
Y, eso por no hablar de otros famosos galeones fuera de las costas gaditanas, como “el de Rande”, que se hundió en 1702 frente a la bahía de Vigo con riquezas fabulosas. Tanta fama tenía aquel tesoro, tapado hoy bajo miles de toneladas de lodo, que ya el escritor francés Julio Verne hizo que el capitán Nemo enviara a Rande a los tripulantes del 'Nautilus' para aprovisionarse de oro en su novela '20.000 leguas de viaje submarino'. O el famoso galeón 'Santo Cristo de Maracaibo', cargado con el oro de la flota de Indias, o la nao “San Salvador” que se fue a pique en la playa portuguesa de Buarcos y Carrapateira en 1555, o la nao 'Nuestra Señora del Rosario' que desapareció en la playa de Troia (Portugal) en 1589. Todos ellos no son sino una pequeña muestra de la riqueza del patrimonio sumergido español.
Luis Valero, un cazatesoros  español asegura que los lingotes de oro y plata que cargan los más de 3.000 barcos hundidos en las costas españolas servirían para poner fin a la crisis de la economía española. Así, de un plumazo. “Sólo en el interior de los galeones de la época colonial, de 1492 a 1898, calculamos que hay unas 800 toneladas de oro y 12.000 de plata, oro suficiente como para acabar con la crisis en España”, insiste Valero apoyándose en los estudios de su colaborador Claudio Bonifacio, investigador en el Archivo de Indias y autor del libro 'Galeones con tesoros', obra en la que se ofrece una exhaustiva información sobre cientos de pecios, su carga y su supuesta posición.
No sería una mala manera de acabar con la crisis, pero de momento hay que esperar, pues los dos barcos aparecidos en Cádiz, aunque contienen algunos lingotes de plata, tienen, de momento, más valor histórico que económico. Para conservar uno de los pecios que no se ha podido excavar, se ha optado por una solución innovadora y original en arqueología subacuática, el traslado de uno los barcos a una plataforma a 5 metros de profundidad para una excavación posterior.
                En fin, hay miles de millones de euros hundidos en el mar a la espera de rescate. Miles de millones de lecciones de historia a la espera de que alguien se ponga las gafas de bucear y se anime a leerlas...
           

Fuentes:
http://galeonesbajoelmar.blogspot.com.es/


Elena Toribio

No hay comentarios: