miércoles, 1 de marzo de 2017

"Los influencers"

A partir del debate realizado en clase de Comentario de Texto  sobre el terrible vídeo difundido por el youtubers "ReSet" en el que este se mofaba cruelmente de un pobre indigente al darle unas galletas Oreo rellenas de pasta de dientes, los alumnos de 2º de Bachillerato A y B han reflexionado sobre la influencia que tienen en parte de la sociedad.

Ofrecemos a continuación el estupendo artículo realizado por el alumno de 2º de Bachillerato A, Mario Puente Dorado.

Esta gran plataforma llamada YouTube alberga infinidad de tipos de videos: los “gameplays”, en los que el llamado “youtuber” graba una partida de su videojuego; los  video-blogs,  donde un internauta graba un día cualquiera de su vida con una cámara y lo comparte; y los videos tutoriales, cuya finalidad es enseñar a realizar cualquier cosa, como una cuenta matemática o a montar un  simple mueble. Estos tipos de “youtubers” suben vídeos casi diariamente, sin duda alguna, sin intención de ofender, buscando suscriptores y el puro divertimento o simplemente persiguiendo el ayudar a alguien a través de un tutorial gratuito.

Sin embargo, no todo en esta plataforma iba a ser bueno porque existe otro tipo de “youtubers”, los cuales basan la temática de su canal y de sus videos en realizar diferente tipos de bromas, muchas de ellas de muy mal gusto y altamente ofensivas,  humillantes e incluso obscenas a personas aleatorias que el susodicho “youtubers” encuentra en la calle. Es cierto que en la televisión hemos visto programas de humor basados en bromas que se le hace a la gente de la calle, pero estas bromas pasaban un filtro y en ningún momento se pretendía ofender. Pero, ¿qué está ocurriendo ahora?. ¿Cuál es problema?

El problema radica en que estos “youtubers” cuando llegan a un nivel alto de subscriptores, refiriéndome a millones de personas, se convierten en “influencers”, como se llama actualmente, es decir, en personas influyentes y famosas para un sector de la sociedad, sobre todo la más joven.  Por tanto todo el contenido que suben, en este caso estas bromas de mal gusto, se propagan rápidamente por la red y lo más grave de todo con gran éxito de aceptación. Ejemplo de esta terrible influencia la tenemos en el caso del reciente "youtuber" ReSet o en el caso del “caranchoa”, donde un youtuber insulta a un trabajador, provocando la reacción violenta del afectado.

Por todo lo expuesto, podemos decir, que lo único bueno de estos dos últimos casos (el de ReSet y el del “caranchoa”) es que han sido castigados por la justicia y esto es una medida ejemplarizante para todos aquellos que se dejan influir por ellos. En definitiva, debemos plantearnos muy seriamente el fenómeno “youtubers”  y el hecho de utilizar estas plataformas para ver videos que nos hagan reír, divertirnos o enseñarnos algo, pero no para ver a gente humillando a otras.