Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos

Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos
Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos. Pincha sobre la imagen para ir al enlace

miércoles, 23 de enero de 2013

Carmen: de la novela, a la ópera y al cine.


Carmen, acuarela de P. Mérimee

La sección de  Cine y literatura de hoy ha estado dedicada a Carmen, la novela romántica del escritor francés Prosper Mérimee, escrita en 1845 y publicada en 1847, que serviría de inspiración para la creación del libreto de la famosísima ópera ligera de título homónimo de Georges Bizet, que se estrenó un 3 de marzo de 1875. Curiosamente esta obra no tuvo muy buena acogida por parte de la crítica y del público de la época, pues de hecho estuvo a punto de ser retirada de los escenarios cuando llevaba escasas representaciones y el compositor murió en junio de ese mismo año sin conocer la popularidad que meses después empezaría a tener gracias a la calurosa acogida que tuvo la citada obra en Viena y la elogiosa crítica del compositor Johannes Brahms.   

Carmen, Gustave Doré
La historia de esta obra se desarrolla en la Sevilla de principios del siglo XIX, y se centra en la terrible pasión amorosa que la bella gitana, Carmen, desata primero en el sargento don José y después en el torero Escamillo. El soldado termina matando por celos a Carmen cuando comprende que ella ama a Escamillo y no puede poseerla por completo.
Carmen (1915) dirigida por Cecil B. De Mille e interpretada en su papel principal por Geraldine Farrar.
Esta tremenda historia fue muy pronto llevada al cine mudo entre 1907 y 1915 en diferentes adaptaciones, y a partir de 1922 ya encontramos versiones en el cine sonoro como por ejemplo la de 1933 dirigida por Jacques Feyder e interpretada por Raquel Meller o la de 1940, Carmen de Triana, del director español Florián Rey protagonizada por Imperio Argentina.  

De manera más reciente, tenemos las adaptaciones cinematográficas españolas de Carlos Saura en 1983 y la de Vicente Aranda en 2003, que es la que vamos a recomendar a nuestro alumnado.  En esta cinta Vicente Aranda hace un cambio sobre la historia original ya que introduce el personaje del escritor francés, P. Mérimee, como testigo de este aciago drama de amor, celos y muerte. El reparto está constituido por los siguientes personajes y actores:  Paz Vega (Carmen), Leonardo Sbaraglia (José), Jay Benedict (Prosper), Antonio Dechent (El Tuerto), Joan Crosas (Dancaire), Joe Mackay (Teniente), Josep Linuesa (Lucas), William Armstrong (Fray Carmelo), Julio Vélez (Señorito) y Emilio Linder (Aristóteles).

Con respecto a la crítica que recibió esta película de Vicente Aranda nos encontramos con opiniones dispares: desde las más negativas como la del crítico Carlos Boyero que dijo en su momento que la película le dejaba absolutamente frío ("Una película que habla de la pasión y del encoñamiento, pero que a mí me deja absolutamente frío", Diario El Mundo, cfr. Filmafinity); hasta  las más positivas, como es el caso del crítico David Garrido en Labutaca.net., de quien extraemos los siguientes comentarios al respecto:  
… La interpretación de Paz Vega de Carmen es magnífica. Desde su primera aparición en pantalla, resulta perfectamente creíble que cualquiera pueda perder la cabeza por una mujer como ella... 
 ...permite disfrutar de una Paz Vega soberbia en todos los sentidos que domina la escena con su magnética presencia, que hace muy creíble su femme fatale…
…..es un acierto introducir al propio Prosper Mérimée como un personaje más de la historia, con participación activa en ella, para hacer avanzar la trama…..



Hasta la semana que viene con más cine y literatura.
Bibliografía: 

3 comentarios:

GEHA dijo...

Pocas obras han tenido tantos problemas de clasificación como “Carmen” de Bizet, a mitad de camino de varias corrientes culturales y con notables ambigüedades estilísticas y conceptuales. Nacida en un contexto en el que el proceso de industrialización en Europa había exigido un cambio en las estructuras políticas y sociales a favor de los intereses de la emergente burguesía, violentó el ejercicio de legitimación del nuevo orden establecido que, como todo neófito en el poder, estaba intentando prestigiarse con celeridad. “Carmen”, al contrario que buena parte de la producción cultural del período, no se ajustó plenamente al objetivo propagandístico de mostrar las ventajas que ofrecían las transformaciones propiciadas por el fin del Antiguo Régimen. Tampoco fue útil en la acción justificadora básica en cualquier ejercicio político. Los valores burgueses que habían literalmente invadido las tablas de los teatros de ópera quedaban puestos en cuestión en esta ópera, que a mi juicio supera a su fuente literaria en la composición de los personajes. Esta ópera ha sido interpretada de modo múltiple –a veces contradictorias- y ha rebasado el específico campo de lírica para encontrar atención en el cine y otros medios de comunicación, como muy bien señala Rosa Mª Calderón.
Carmen es una gitana, no sólo porque eso encajaba con la búsqueda de rasgos exóticos tan queridos por la visión romántica de España, sino porque explicaba de modo confortable la marginación social voluntaria de Carmen, la materialización de sus apetencias sin atender a consideraciones morales y su irritante falta de sumisión a la autoridad (civil, militar o masculina).
Carmen es, sin duda, la obra maestra de Bizet y una de las óperas más influyentes de la historia de la música europea.

Rosa María Calderón dijo...

Muchísimas gracias por seguirnos en el blog del instituto y por dedicarnos tu tiempo haciendo siempre tan acertados y magníficos comentarios, que en mi caso superan la calidad del artículo.

GEHA dijo...

Muchas gracias a vosotros, por la generosidad y gran esfuerzo que supone sostener este magnífico proyecto. Ya he comentado en alguna ocasión que los alumnos del IES "Laguna de Tollón" tienen una enorme suerte de contar con profesores como vosotros, especialmente los responsables de las actividades culturales del centro (biblioteca, emisora de radio, jornadas culturales...). En las actuales circunstancias, en las que las equivocadas políticas gubernamentales en materia de educación dificultan y desalientan nuestro trabajo, tiene doble mérito.

Por cierto, aprovecho este nuevo comentario para recomendaros una película sobre Carmen rodada en 1948 por los principales creadores de "Gilda": los actores Rita Hayworth y Glenn Ford y el director Charles Vidor. En un luminoso tecnicolor, con mucha escenografía de cartón piedra y un vestuario de figuritas de barro granadinas, la historia de Mérimee resulta muy divertida si se observa con ojos irónicos.