jueves, 26 de mayo de 2011

Popkesí: Virjinia Glück

Hoy dedicamos nuestro tiempo de radio a una de las cantantes más singulares de nuestro panorama pop. Una auténtica “rara avis” que, lamentablemente, no ha tenido cabida en el mercado musical español, copado por una música comercial que no tiene nada que ver con la calidad y el mundo onírico y especial que nos muestra la delicada Virjinia Glück.



Virjinia Glück es una artista multidisciplinar ya que compone la música y la letra de sus propios temas y también se dedica a la danza, la interpretación, la fotografía, la pintura y la escultura. Su primera inclinación artística fue la danza obteniendo el título de ballet clásico con sólo 14 años. Al poco tiempo fue una de las primeras españolas en entrar en el ballet de la Ópera de París.

A los 18 años dejó la danza por un modo de expresión más amplio y se dedica a componer canciones que cuenten intensas historias en poco espacio y que pueda interpretar cantando y bailando a la vez. Virjinia las llama “histerias”. Once de ellas son editadas por el sello Chrysalis en "Entre ánimas", su primer álbum, de 1996. En él utiliza la j en lugar de la g como homenaje a Juan Ramón Jiménez y utiliza diéresis en la j para sumar siete puntos entre su nombre y su apellido, todo ello para presentarse al público como una artista distinta, enigmática y extravagante, sólo apta para oídos sin prejuicios. El disco fue producido por Teo Cardalda del dúo Cómplices. De este disco hemos seleccionado los tres singles extraídos: su tema de presentación, Entre ánimas, es un tema claramente definitorio de su impactante estilo en el que Virjinia nos sorprende por su agudísimo y desbordante registro vocal y cómo experimenta libremente con su voz, arropada por una magnífica orquestación a cargo de la Orquesta Filarmónica de Praga, dirigida por su padre, el afamado director de orquesta y ex-teclista de los Los Bravos, Jesús Glück. En el videoclip Virjinia hace alarde de su formación como bailarina clásica. Si tú quieres, una balada romántica con una preciosa y poética letra en la que se pone de manifiesto que Virjinia es capaz de reflejar en sus canciones sentimientos íntimos de una manera muy personal, creando un universo propio que la hacen única. En el videoclip aparece una pálida Virjinia destacando sobre el fondo blanco su pelo rojo y sus labios pintados y El beso de Klimt, una canción inspirada en el famoso cuadro de Gustav Klimt “El beso” y donde observamos la vinculación de Virjinia con la pintura. Entre sus influencias podemos nombrar a Kate Bush, Tori Amos o Björk. Como era de esperar, un disco tan imprevisto y una manera de cantar tan particular no tuvieron gran repercusión comercial.
En el 2000 sale al mercado su, hasta ahora, segundo y último álbum titulado “Una habitación propia”, en el que nuevamente Virginia compone todos los temas. En este caso es producida por Carlos Jean y Arturo Soriano. Virginia se “domestica” un poco pero tampoco consigue aumentar su número de ventas. Escribirá su nombre con g y las canciones no tendrán la excentricidad de su anterior trabajo. Este disco supone un giro en su estilo haciéndolo más sencillo, más electrónico y más pop y al mismo tiempo menos barroco, menos estridente y también menos original. Sin embargo, también supone una continuidad por sus letras poéticas, su sensibilidad y su imaginación aunque se acerca más a lo cotidiano. Hemos seleccionado los dos singles: Si te vas, una preciosa balada romántica con una letra muy poética y que recuerda algo al Si tú quieres del primer disco. En el videoclip, las imágenes lentas y entrecortadas van acordes con la música, muy influenciada por el estilo del productor, Carlos Jean y Acto de Contrición en su versión remix. Esta “histeria” como Virginia define a sus canciones fue interpretada en el XXXIII Festival de Benidorm, el 30 de junio de 2000 en una de las pocas apariciones de Virginia Gluck en televisión. Las ventas, por supuesto, no cubrieron las expectativas de Chrysalis por lo que Virginia decide tomarse un descanso de la industria discográfica para dedicarse a la pintura. A día de hoy ambos discos están descatalogados.
Tras una pequeña colaboración con Bumbury en 2004, Virjinia reaparece en Internet en 2008 publicando cuatro nuevas canciones al mismo tiempo que hace públicas, por primera vez, sus pinturas. Virjinia recupera la j en su nombre como guiño a sus primeros fans. Los cuatro temas están compuestos por ella que además toca el piano, el violín y la guitarra y están grabados en un pequeño estudio en su casa. Hemos seleccionado El gato panzón, una canción de aire circense y plena de libertad musical y vocal, ya no plegada a la industria musical que, en cierta forma, había menospreciado su enorme calidad y originalidad..
En marzo de 2009 Virjinia Glück cuelga dos nuevas canciones en su página de Myspace, entre ellas, Fría, una canción que encaja bien en el concepto de "histeria" y que está muy cercana a los contenidos de su primer disco. Virjinia Glück quiere volver al mundo de la música, al parecer tiene más de 200 histerias para conformar un nuevo disco pero no tiene discográfica, por el momento nos debemos conformar con saber de ella por Internet. En 2010 inaugura en Madrid una exposicón con sus pinturas y esculturas con el titulo de Promontorium somnii (el promontorio del sueño), Sus obras recuerdan la atmósfera de su primer disco. Son imágenes lúgubres y figuras fantasmales, entre lo onírico y lo siniestro. Como siempre, única e irrepetible: Virjinia Glück, con j y 7 puntos.
Fuentes:- Wikipedia. Virjinia Glück
- Abillá, Beatriz: Virginia Glück “Mi música era rechazada por innovadora”. La Vanguardia..2-08-96.
- Página web no oficial “Bienvenidos a Virginia Glück"


No hay comentarios: