Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos

Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos
Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos. Pincha sobre la imagen para ir al enlace

jueves, 29 de abril de 2010

Cine y literatura en la radio del jueves 29 de abril

En el espacio de cine que dirige Javier Tinoco se ha repetido esta semana un especial de literatura y cine, que se llevó a cabo la semana pasada con motivo del "Día del libro" pero que por diversos motivos técnicos ni se emitió ni se grabó de forma adecuada.
El vínculo entre literatura y cine, resulta hoy en día una fusión extraordinaria, porque ambos medios pretenden contar historias, y en muchos casos podemos llegar a la lieratura a través del cine. En más de una ocasión se ha planteado si las adaptaciones cinematográficas, son un atentado hacia la obra literaria, y es cierto que en muchas ocasiones las versiones cinematográficas distan mucho de la obra original o presentan variaciones en el final o en los personajes. Es el caso, por ejemplo, de El último mohicano, cuya adpatación al cine (a pesar de ser magnífica) presenta muchos cambios con respecto a la obra original de Fenimore Cooper: el coronel Munro no muere a manos del traidor hurón Mawa quien se come su corazón, el oficial inglés no muere quemado en una hoguera, sino que se promete con Alice, Cora ama al indio Uncas y no a Nathaniel como aparece en la película, y Natahniel no es un hermano de sangre de Uncas, sino más bien una especie de educador. A pesar de estas diferencias, insisto, la película es extraordinaria. Y esto mismo lo podemos observar en una película muy actual, ¿Quién quiere ser millonario?, inspirado en el libro homónimo de W. Suarup, en donde los cambios operados en la versión cinematógráfica distan bastante de la magnífica novela, a pesar de ser una extraordinaria película. A partir de aquí, podría plantearse: ¿es mejor leer antes el libro y ver luego la versión cinematográfica? y ¿hasta qué punto la película nos lleva a la literatura o al revés? En cualquier caso, literatura y cine son dos disciplinas artísticas que hoy van de la mano y se complementan y enriquecen mutuamente, y así la novela actual ha adoptado muchos recursos cinematográficos y se ha inspirado en personalidades de este mundo para crear personajes literarios, como ocurre en Desayuno con diamantes (una de mis películas preferidas) en la que Truman Capote configura el personaje principal -la encantadora Holly Golightly - a partir de Marylin Monroe.

Y después de este pequeño comentario sobre literatura y cine, que podría dar para mucho, hacemos referencia a las obras lierarias que han dado lugar a adapataciones o versiones cinematográficas que han ocupado este espacio de cine: la conocidísima tragedia Romeo y Julieta de W. Shakespeare (1597) , la novela epistolar Las amistades peligrosas de P. Chardelos de Laclos (1782) , la novela romántica norteamericana El último mohicano (1826) de Fenimore Copper, Rob Roy (1818) del escritor escocés W. Scott creador de la novela histórica del Romanticismo, Desayuno con diamantes (1958) del escritor estadounidense Truman Capote, la novela criminal sobre el mundo de la mafia italiana El padrino (1969) del escritor italoamericano Mario Puzo, y por último El capitán alatriste (1996) de Arturo Pérez Reverte.
La experiencia de este programa fue realmente grata y satisfactoria, porque a lo largo una media hora muy corta pudimos compartir música, algunas pinceladas de literatura y cine. Por este motivo, gracias Javier por permitir mi participación en tu habitual espacio de cine.

Y dos apuntes más: nos comunican desde el Gabinete de Comunicación y Prensa del Auntamiento de El Cuervo que quieren emitir nuestros programas de radio de 17:00 a 17:30 a través de Radio Cuervo, y por último desde ayer podéis encontrar en la web del centro el artículo correspondiente a cada programa de radio, y un enlace directo al programa. En fin, esto es una mejora más desde el punto de vista técnico muy considerable. que se debe a la labor de nuestro Director Roberto Domínguez.

No hay comentarios: