Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos

Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos
Entorno Informacional Específico sobre la Laguna de los Tollos. Pincha sobre la imagen para ir al enlace

jueves, 3 de mayo de 2012

Popkesí: Especial "Camarón canta a Lorca"



Hoy nuestro programa se llama Camarón canta a Lorca en honor a nuestro ponente del jueves pasado: Don José Luis Ortiz Nuevo que nos impartió una magnífica conferencia sobre Camarón. Precisamente este año se cumplen 20 años de su muerte y también se celebra, en este curso, el 75º Aniversario de la muerte de Lorca al que dedicamos un recital en el pasado Día del Libro.
José Monge Cruz, Camarón de la Isla, nació en San Fernando en 1950, murió con solo 41 años el 2 de julio de 1992. Desde niño destaca en el difícil mundo del flamenco; entre 1969 y 1977 graba con Paco de Lucía nueve discos en los que evoluciona desde el cante más ortodoxo a un estilo más personal.
En 1979 publica su décimo disco: “La leyenda del tiempo”, que supone una auténtica revolución en el flamenco al incluir sonidos del jazz, el rock y las tradiciones orientales. La leyenda del tiempo ayudó a cambiar el concepto del flamenco y rompió moldes: A partir de él los músicos de rock vieron el flamenco de otra manera y los gitanos, más conservadores, tenían ya una vía abierta para expresarse con menos rigidez. Está considerado de forma unánime como una de las obras fundamentales del flamenco (fue considerado el mejor de toda la historia del flamenco por El País de las Tentaciones en agosto del 94) y la piedra fundacional del llamado “Nuevo flamenco” al que Camarón gustaba de llamar “Flamenco rock gitano”. En la leyenda del Tiempo confluyeron en mágica fusión y confusión Ricardo Pachón, Tomatito, Kiko Veneno, Raimundo y Rafael Amador, y gente de Alameda como Manolo Rosa, Antonio Moreno “el Tacita”, Manolo Marinelli o Pepe Roca. Hasta la portada del disco respiraba libertad: la foto no firmada de Mario Pacheco anuncia a un nuevo Camarón: con barba y pelo largo.
De este disco hemos seleccionado cuatro temas: La leyenda del Tiempo, una trepidante bambera que incorpora bajo, batería y teclado. Se basa en un poema con el comienza el tercer acto de Así que pasen cinco años, una obra de teatro que Lorca comenzó a escribir en Nueva York y que concluyó en 1931. La obra se representó por primera vez en París en 1959 y en España en 1975 por los alumnos del Liceo francés de Madrid. Romance del Amargo, sobre un compás de bulería por soleá. En él vemos nacer una pareja de leyenda: Camarón al cante y Tomatito a la guitarra. Se basa en el Romance del Emplazado que forma parte del  Romancero gitano escrito por Lorca entre 1924 y 1927 y compuesto por dieciocho romances que tienen en común el tratar de la cultura gitana fundiendo poesía popular y culta.
Mi niña se fue a la mar en forma de una personales cantiñas de Pinini acompañado de Tomatito y el gran Manolo Soler al baile. Este poema está incluido en Canciones escrito por Lorca entre 1921 y 1924 y Nana del Caballo grande con la que finaliza La Leyenda del Tiempo. El gran músico Gualberto García, fundador de los pioneros Smash, cuenta que no pudieron ensayar y que la grabaron en directo. Los dos frente a frente sólo con el quejío de Camarón apenas matizado por el sitar de Gualberto y el teclado de Manolo Marinelli. Salió a la primera, sin repeticiones ni arreglos. Diez años más tarde Camarón puso fin también con este tema a su disco Soy gitano. Esta nana abre el cuadro segundo del primer acto de Bodas de sangre, una tragedia escrita en 1931. El caballo representa la pasión desenfrenada que conduce a la muerte. Con esta nana, la Suegra y la Mujer auguran el fatal desenlace de la obra.
Su disco “Calle Real” del 83 se abre con Romance de la Luna con el que Lorca abre el Romancero gitano con el título de Romance de la luna, luna. La luna es un tema recurrente en la obra de Lorca, en el Romancero aparece 218 veces y simboliza a la muerte. Este poema, junto a los dos siguientes (Preciosa y el aire y Reyerta)  trata sobre los enfrentamientos del mundo gitano con distintas fuerzas míticas, en concreto nos cuenta la historia de un niño que encuentra la muerte en una fragua al ser seducido por la luna. El Romancero gitano fue publicado en 1928 en la editorial Revista de Occidente con gran éxito popular ya que ningún libro de poemas en español se ha vendido tanto como éste. Los romances eran ya populares antes de ser publicados ya que Lorca los recitaba en reuniones formales e informales. Una de las críticas más feroces la recibió de su íntimo amigo Salvador Dalí que dijo que el libro pecaba de costumbrismo y se movía en lugares comunes y estereotipados.
A partir de La Leyenda del tiempo, y a pesar de su fracaso comercial, no sólo la escena flamenca cambia de forma radical, también Camarón sufre una evolución e inicia colaboraciones con artistas alejados del flamenco. Siguiendo esta tendencia entre marzo y septiembre del 89 graba en Sevilla y Londres el que sería su penúltimo disco: “Soy gitano” con la Royal Philarmonic Orchestra. A esas alturas Camarón ya era una leyenda viva con una multitud de fieles seguidores. De este disco hemos entresacado dos maravillas: Casida de las palomas oscuras que pertenece al Diván del Tamarit iniciado por Lorca en 1931 pero que tomó cuerpo en 1934; esta obra reúne una colección de poemas sobre el amor y la muerte con la denominación de casidas y gacelas en homenaje a los poetas andalusíes. Y Romance de Thamar y Amnón contenido en el Romancero gitano. El origen de este romance está en la Biblia y trata de las relaciones incestuosas entre los dos hijos del rey David. Este romance nos ha llegado por una doble vía, la popular y la culta –que también tiene un origen oral- elaborada por autores como Tirso de Molina, Calderón o Lorca.
Durante la década de los 80 y hasta su muerte Camarón presentó dos caras: una más comercial en sus grabaciones que iban siendo conocidas en gran parte del mundo; y otra, más sobria y gitana, en sus actuaciones en directo. De esta manera, mientras sus discos eran consumidos por un público variopinto, en sus apariciones en festivales sus seguidores, sobre todo gitanos, asistían con auténtica devoción al espectáculo de un Camarón entregado. Nunca en la historia del cante se habían dado tales manifestaciones masivas.  De Camarón dijo Miquel Barceló, que pintó la portada de su último disco “Potro de rabia y miel”: Es capaz de cantar la lotería y ser sublime.

3 comentarios:

GEHA dijo...

Federico García Lorca se ha convertido en una de las señas identitarias más importantes de la cultura española (y andaluza) ante el resto del mundo. El interés del escritor por las diversas manifestaciones artísticas de su tierra natal le llevó a estilizar este rico legado en buena parte de su obra, que establece un expresivo puente entre lo intelectual y lo primario, entre lo sofisticado y lo espontáneo. No es extraño, por tanto, que su literatura haya sido, a su vez, fuente de inspiración de nuevas creaciones en las que lo popular se codea con lo culto. Así ha sido, por ejemplo, en el flamenco.
La organización del primer concurso de cante jondo (Granada, junio de 1922), en el que Federico trabajó junto a personalidades tan importantes como Manuel de Falla, puso las bases de la actual recuperación y puesta en valor del flamenco como expresión artística de primer orden (recordemos su reciente declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010). En esa estela, García Lorca ha sido el cimiento sobre el que se ha construido una auténtica revolución en el género, de la mano del genial Camarón de la Isla que es homenajeado en este espléndido programa. Del disco “La Leyenda del Tiempo” (acertadamente analizado aquí) hasta el “Omega” de Enrique Morente han pasado muchas cosas. Ya nada ha sido igual desde entonces, desde que se inició este apasionante camino creativo bajo la luz de García Lorca.
Alfonso Romero vuelve a demostrar en esta edición de Popkesí que le sobra cultura, sensibilidad y creatividad para brindarnos un muy documentado, expresivo y elocuente recorrido por uno de los capítulos más importantes de la música española del último medio siglo. No se ha desaprovechado la ocasión, desde luego, porque ésta es, a mi juicio, una de las entregas más espléndidas del programa hasta la fecha.
Un acierto y una suerte para los afortunados alumnos del IES “Laguna de Tollón.”
Enhorabuena.

Rosa María Calderón dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el acertado comentario de nuestro excepcional seguidor.

Yolanda Jiménez dijo...

Soy fiel seguidora del espacio PopKesí, pero este programa, no solo me ha gustado, sino que me ha emocionado. Me ha parecido acertadísima la selección de temas , porque desde luego, ilustran a la perfección la magnífica labor de Camarón de la Isla en la interpretación de algunos de los poemas de Lorca. Bien sabemos que las estrofas que emplea el flamenco suelen ser de tipo popular: copla, seguidilla, soleá, etc,pero algo había en Lorca que lo llevaba en volandas hacia este arte ancestral. Así, la poesía culta (la de Lorca) se abraza al flamenco en la voz del inefable e irrepetible Camarón. La leyenda del tiempo nos jala del corazón y la piel y nos sitúa en la certeza de que el arte, ya sea popular o culto, es expresión de lo hondo. Precioso y emocionante programa, Alfonso.Thank you por él.