viernes, 12 de diciembre de 2014

España, líder europeo en adicción adolescente a internet.

El 21,3% de los adolescentes españoles está en riesgo de desarrollar una adicción a Internet debido al tiempo que dedica a navegar por la Red, frente al 12,7% de media europea, según un estudio financiado por la Unión Europea en diferentes países que ha contado con la colaboración de la asociación Protégeles en España.
Este porcentaje sitúa a España en cabeza de los países incluidos en el estudio por delante de Rumanía (16% de riesgo de generar una adicción), Polonia (12%), Países Bajos (11,4%), Grecia (11%), Alemania (9,7%) e Islandia (7,2%). Además, el trabajo, en el que han participado hasta 2.000 adolescentes por país, destaca que el 1,5% de los adolescentes españoles ya sufre este tipo de adicciones.
Según la definición de los autores, la conducta adictiva a Internet consiste en un patrón de comportamiento caracterizado por la pérdida de control sobre el uso de Internet y "conduce potencialmente al aislamiento, el descuido de las relaciones sociales, de las actividades académicas, de las actividades recreativas, de la salud y de la higiene personal".
Así, el 27,8% de los adolescentes españoles afirma utilizar Internet hasta el punto de descuidar otras actividades. España destaca especialmente en el uso que los adolescentes hacen de las redes sociales, un tipo de comportamiento relacionado con la adicción a Internet (…).
También son los jóvenes de nuestro país los principales usuarios de salas de chat en Europa: el 67,4% lo hace, seguidos de los jóvenes griegos (48,9%) y alemanes (43,2%). Los jóvenes que menos utilizan a diario dichas salas de chat son los islandeses y los polacos.
Mientras, los adolescentes holandeses de 14 a 17 años conforman el principal grupo de uso diario de servicios de mensajería instantánea (tipo WhastApp) en Europa, seguidos de los jóvenes polacos y españoles. Los que menos utilizan este tipo de servicios son los alemanes y los islandeses.
El perfil de las personas que sufren una conducta disfuncional en Internet, lo que incluye tanto a los que están en riego de contraer una adicción como a los que ya la han desarrollado, es de un hombre (15,2% frente a un 12,7% de mujeres), con una edad comprendida entre 16 y 18 años, y progenitores de un nivel de educación medio o bajo (…).

Los juegos de azar con apuestas 'online', el uso de las redes sociales y los juegos de ordenador están estrechamente relacionados con este tipo de conductas "disfuncionales", según el estudio, mientras que ver vídeos o películas no guarda relación con este tipo de adicciones. Además, hacer los deberes o búsqueda de información está negativamente asociado a este síndrome.
(PAU  para mayores de 25 a 45 años, Universidad Complutense de Madrid, 2014)

Continuando con la práctica del Comentario de Texto encaminada a la Prueba de Acceso a la Universidad, hemos seleccionado este texto periodístico que aborda una realidad muy cercana a nuestros alumnos y en general a todos los adolescentes: la poderosa atracción que las nuevas tecnologías ejercen actualmente en sus vidas. Como es práctica habitual, señalamos en esta entrada la solución del ejercicio en lo que corresponde a la elaboración del Tema, del Resumen y de la Estructura; y animamos, además, a los alumnos de 2º de Bachillerato a que suban sus comentarios críticos, a partir de una reflexión sobre los problemas que genera esta adicción y el uso indebido o irresponsable de internet. Para ello basta con que se paren a pensar un poco como adolescentes en el uso que ellos mismos hacen y en qué consecuencias tiene para sus vidas y para las que le rodean.   
Tema. Los adolescentes españoles, líderes europeos en la adicción a internet.   
Resumen. Un estudio elaborado por la UE y por la asociación Protégeles confirma que los jóvenes de nuestro país encabezan la adicción a las nuevas tecnologías a través de las redes sociales, el uso de salas de chats, los vídeojuegos o la mensajería instantánea por medio de los WhastApp, aunque en este último medio son superados por los holandeses; y por tanto, son los que más sufren las consecuencias de esta adicción: pérdida de control sobre el uso de estos medios, aislamiento y descuido de otras actividades sociales o personales que terminan afectado a la salud.
Estructura. La estructura de este texto periodístico de carácter informativo responde a una organización de las ideas de carácter deductivo o analizante, dado que la idea principal se encuentra nada más comenzar el texto: “El 21,3% de los adolescentes españoles está en riesgo de desarrollar una adicción a Internet debido al tiempo que dedica a navegar por la Red, frente al 12,7% de media europea”. A continuación se exponen una serie de datos que tienen como objetivo ratificar la idea principal e informar de las nefastas consecuencias que provoca esta conducta “disfuncional”. Finaliza este texto expositivo informativo con la conclusión en el último párrafo, en donde se indica que se salvan de esta adicción la búsqueda de información o el ver vídeos o películas a través de la red.  

17 comentarios:

Ismael dijo...

La sociedad se ahoga día a día frente a la pantalla de un ordenador, y es al leer artículos como el del Mundo cuando nos damos cuenta de la gravedad del asunto: niños españoles con riesgo a la adicción de internet. Por muy irreal que aparente ser el tema indicado, los datos, supervisados por un estudio financiado por la unión europea son claros, remitiéndome al texto del periódico el Mundo podría citar enunciados como: “España en cabeza de los países incluidos en el estudio, por delante de Rumania, Polonia, Holanda o Alemania” adjuntando además otros enunciados más escalofriantes desde mi punto de vista, como podría ser el siguiente: “el 1,5% de los adolescentes españoles ya sufre este tipo de adicciones”.

Todos conocemos algunas adicciones de hoy en día como podría ser al tabaco o al alcohol, cuyas consecuencias se delatan en cánceres, arritmia respiratoria o incluso daños cerebrales. Pues bien, ser adicto a internet como bien indica el artículo del mundo, trae consecuencias, bajo mi punto de vista iguales o incluso peores que la adicción al tabaco o al alcohol: aislamiento, descuido de relaciones sociales, de asuntos recreativos…en definitiva podemos resumirlo como una falta de sociabilización, y esto es realmente preocupante y alertador.

Sabemos que gran parte de las personas adultas pasan largas horas frente al ordenador por cuestión laboral, ya que la tecnología hoy día ha hecho que todo funcione a través de un monitor, pero ahora bien, ¿qué necesidad tiene un joven adolescente de pasar horas y horas frente a la pantalla de un ordenador o de cualquier elemento tecnológico? ¿Son ellos mismos los únicos responsables de su propia adicción? En mi opinión, gran parte de culpa recae en la educación por parte de los padres, quienes la gran mayoría de veces incitan a sus hijos a consumir material tecnológico, dejándolos en casa en vez de salir a la calle a jugar con los demás niños argumentando que hoy en día las calles ya no son seguras, poniendo ejemplos de secuestros y accidentes, olvidando la cantidad de parques y espacios recreativos que inundan los barrios y vecindades. No hay que privatizar al joven de usar la nueva tecnología y sus ventajas pero tampoco hay que privatizarle la cualidad de relación con otras personas ( la cualidad de sociabilización)

Como bien publicó hace poco un psicoanalista: ni un monitor de pc ni cualquier jugador virtual podrá sustituir la función de la calle, más allá de risas o diversión, ya que esta es una fuente de sociabilización y un camino hacia la madurez”

Ismael Ruiz González (2º Bach A)

Rosa María Calderón dijo...

Muchas gracias, Ismael por tu estupendo comentario crítico.

alberto dijo...

Los ciudadanos, acostumbran a caer en adicciones a menudo sin pensar que lo hacen. Se dan cuenta principalmente de aquellas que directamente causan molestia. Pero hay muchas otras adicciones nuevas que están aumentando día a día, fruto de circunstancias sociales o causadas por las nuevas tecnologías, que también ayudan a esconder situaciones de soledad personal o de aislamiento.

Con las nuevas tecnologías que se desarrollan actualmente en nuestro país, ha cambiado la forma de relacionarnos con otras personas, sobre todo en los jóvenes, debido al mal uso de internet. Pasamos casi todo el día pegado al teléfono y si no es este objeto es el ordenador, tablet, video consolas y otros tipos de aparatos que tanto gusta a jóvenes y no tan jóvenes. Esto conlleva a no querer salir de casa (salir a pasear con nuestros amigos, hacer deporte etc.) No querer salir puede resultar un gran problema. El ejercicio físico es muy ventajoso para nuestra salud. También deberíamos tener en cuenta los problemas que podemos llegar a tener debido a estas adicciones, como por ejemplo: el aumento de estrés, depresión, ansiedad y muchas cosas más.

Quería dejar marcado una experiencia que tuve no hace mucho, un día estuve presente en una presentación de un libro de lectura, y casi toda la sala estaba haciendo uso del teléfono, yo aluciné, ¡qué falta de respeto hacia esa persona que contaba con que la gente escuchara atentamente su presentación!

Esto de alguna manera hay que solucionarlo y usar el internet en ordenadores, móviles u otros dispositivos cuando verdaderamente nos haga falta, como para buscar información, realizar actividades etc. Porque las nuevas tecnologías nos hacen bien, siempre y cuando hagamos un buen uso de ellas.


Alberto Jurado Alcón.
2º Bach B.

carmen marrufo dijo...

Si hoy en día nos preguntasen por el desarrollo de las comunicaciones,estoy segura de que pondríamos el caso de Internet como claro ejemplo entre muchos otros.
No me cabe ninguna duda del papel tan importante que este medio tiene en nuestra vida cotidiana e incluso me atrevería a decir que, en pleno siglo XXI, la ausencia de Internet supondría un enorme giro en casi todo el mundo, ya que es un medio de comunicación que permite manejar información, aprender cultura y, como la mayoría de las veces, trabajar con él.

¿Quiere decir ésto que Internet es un perfecto invento sin ningún tipo de desventaja? Obviamente no, y es ahí cuando palabras como "adicción" salen a la luz, sobre todo en adolescentes.
Estos jóvenes a los que me refiero van perdiendo poco a poco su vida social, descuidan sus estudios y, en casos extremos, evitan perder el tiempo en acciones fundamentales de la vida cotidiana. Algo que sin duda no debería ser consecuencia de algo tan importante como Internet.

Por ello, debemos tener consciencia , todos los que utilizamos este medio de comunicación, de todo lo que podría pasar, o mejor dicho, de todo lo que ya está pasando, debido a este exceso que se da en numerosos países.
Aunque hay otro tipo de desventajas, como la falta de privacidad, valoro que el más importante es el de la adicción y debo decir que defendería totalmente este medio si no fuese por este problema que a no todos nos tiene indiferentes.

Es una pena que un gran avance suponga un riesgo para muchos de los adolescentes de hoy en día.

Carmen Marrufo, 2º Bach A

Daniel Cordero Lopez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Cordero Lopez dijo...

Todos sabemos que Internet es una gran herramienta de trabajo, aunque también sabemos que si no realizamos un buen uso de él, llevará a cabo una adicción que finalmente sólo desencadena problemas.

A lo largo del tiempo, la adicción a Internet ha aumentado sobre todo en los jóvenes españoles los que lideramos un ranking del que no podemos estar orgullosos. En la actualidad es fácil encontrarnos a alguien que sólo presta atención al móvil, como si nada de su entorno existiera, lo que inicia una serie de problemas como el descuido de la relaciones, de los estudios y el aislamiento entre otros. A parte de esto problemas esta adicción también puede ocasionar trastornos, ya que al estar todo el tiempo sentado delante de la pantalla finalmente ocasionará uno, como por ejemplo Nomofobia o el efecto Google, que hacen que cada vez la gente use menos la memoria y que ser culto no parezco una virtud.

En mi opinión esta adicción debería de acabar, ya que esto sólo desencadena problemas y finalmente concluirá como una vez dijo Einstein ``Temo el día en el que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas´´.

Daniel Cordero López
2º Bach B.

Paola Navarro dijo...

Internet es mucho más que una actividad divertida, para algunas personas se convierten en el medio alrededor del cual gira buena parte de sus vidas. Desde mi punto de vista permite crear grupos, comunicaciones y asociaciones virtuales que elimina el contacto físico.
En los últimos años, las consecuencias negativas relacionadas con el uso a Internet ha llevado a varios autores a proponer similares problemas que aparecen con otras conductas adictivas (juego, trabajo, sexualidad,…).
Por ello, los adolescentes españoles y por detrás los rumanos están a la cabeza de Europa en adicción o riesgo de adicción a Internet. Esto lo dice un estudio elaborado por la asociación “Protégeles” y la Comisión Europea, a partir de más de 13.000 entrevistas a jóvenes de 14 a 17 años. En España, el 21,3% de los adolescentes estaría en riesgo de desarrollar esta adicción.
En la actualidad es algo muy preocupante, el alto porcentaje de adicción a Internet desde niños hasta ancianos. Es algo que cada vez vemos y notamos con más frecuencia y algo que debemos de cuidar para que el levado porcentaje de adicciones disminuya.
Paola Navarro Sánchez. 2º BachB

rocio gonzalez cordero dijo...

Tenemos hoy en día un concepto muy equivocado sobre Internet ya que se usa o mejor dicho usamos para cosas innecesarias. Ya si se puede decir que estamos enganchados al móvil y esa adición nos afecta mucho ya que cuando no nos va bien o no podemos subir fotos a redes sociales nos da mal humor lo que nos causara mucho estrés. Tenemos que saber que todo lo que se suba a Internet se quedara siempre en Internet por ello debemos saber qué cosas podemos subir y que no, en España somos los que tenemos más adicción a Internet y en este caso mucho más al móvil lo podemos ver día a día cuando salimos a la calle o cuando estamos con los amigos como cada vez tenemos menos conversaciones con personas. En mi opinión debemos controlarnos y saber qué tiempo podemos usar Internet sin que nos haga daño y mucho mejor solo usar Internet cuando nos sea necesario.
En conclusión la tecnología avanza y nosotros deberíamos de tener más conversaciones con personas y así ayudaremos a que la sociedad no nos afecte y sobre todo los jóvenes somos los que tenemos que comenzar a hacerlo ya que somos el futuro.
Rocío González Cordero 2ºbachillerato A.

Carmen dijo...

El incesante paso del tiempo deja tras de sí al pasado y espera deseoso la llegada del futuro, un futuro cada vez más incierto ya que año tras año, las personas nacemos más libres, pero a su vez más esclavas. Con esto quiero hacer referencia a la esclavitud que nosotros mismos escogemos, a aquella adicción que vemos normal. Me refiero a la obsesión que desde hace unos pocos de años se está integrando en la sociedad a, esa obsesión por Internet
Así, la utilización de Internet ya forma parte de nuestra vida cotidiana además de ser algo casi imprescindible. Y es que, poco a poco estamos dejando de socializarnos para vivir en un mundo virtual, nos estamos convirtiendo en esclavos de las tecnologías, como mencioné con anterioridad.
Este gran problema se ha venido avecinando desde hace algún tiempo, pero es ahora cuando actúa con más fervor en las mentes de una gran parte de nosotros los adolescentes que ya no sabemos vivir sin un móvil o un ordenador cerca, en nosotros , que necesitamos estar continuamente navegando en Internet.
“Un 21,3% de los jóvenes está en riesgo de padecer dicha adicción.” Y es que los datos están sobre la mesa, y es así como lo cuenta el periódico El Mundo en un artículo publicado en 2013 en el que además de esto, expone que dicho porcentaje no es, ni más ni menos que el de afectados en nuestro país, en España, que ahora mismo se sitúa en la cabeza del ranking en cuanto a adolescentes en proceso de desarrollar la adicción o ya con ésta, frente a otros porcentajes más bajos de los jóvenes de otros muchos países.
Y dicho esto, ¿quién es el culpable? Desde mi punto de vista el uso responsable de las redes sociales así como de otros muchos servicios que ofrece Internet depende de cada joven o de sus padres.
Pero la realidad es que el uso indebido o el uso reiterado y excesivo de Internet no solo crea adicción, si no también está demostrado que crea una serie de problemas tanto físicos como psicológicos.
Por una parte, en cuanto a físicos, una reiterada exposición a una pantalla puede causar problemas oculares así como problemas en la columna vertebral si la posición de la persona no es la adecuada. En cuanto a psicológicos, está demostrado que el sociabilizarse ayuda a contrarrestar la timidez y por lo tanto, a ser una persona más segura y extrovertida. En cambio, parte de los jóvenes aislados, suelen manifestar inseguridades ante los demás, así como torpeza o incapacidad para afrontar y resolver las relaciones sociales.
Ante esto y desde mi punto de vista, dicha adicción es uno de los peores problemas del siglo XXI y cuya solución no es otra que la concienciación de la ciudadanía, para hacerles entender la importancia de la comunicación y la sociabilización de los jóvenes.
Y para concluir, solo quisiera decir que : Un mundo virtual no es más que algo imaginario, pero el mundo real, es mucho más que eso , es un lugar donde puedes llegar a cumplir todos tus sueños.

Carmen Gil Romero.

miriam gomez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miriam gomez dijo...

¿Somos capaces de saber a lo que puede llegar la adicción a Internet? ¿Somos capaces de lo que esto supone? ¿Y de la vida sedentaria que llevan estas personas? Pues bien, una publicación del periódico del Mundo publicado en 2013, aporta que España es líder europeo en adicción a Internet. Lo que supone un riesgo importante, ya que, se llevan numerosas horas navegando por la red.

Pasar horas frente a una simple pantalla de ordenador o de un teléfono móvil no lo es todo, llega más allá. Nos estamos olvidando de esos: ¿quedamos para tomar café?, ¿a qué horas sales?, ¿vamos al parque esta noche?, ¿vienes a jugar un rato a la calle de enfrente? Estas son muchas de las miles de preguntas que ya no se oyen tan a diario, estamos dejando de lado lo típico, lo tradicional, estamos convirtiendo nuestras vidas en algo realmente sin vida, sin alegrías.

Si nos pusiéramos a pensar, todo esto viene dado por la educación que recibimos. Es muy fácil para la mayoría de sus padres regalar una “Play Station” a un balón de fútbol, aunque económicamente hay grandes diferencias entre ambas, les supone tener a sus hijos en casa y no frente al peligro de las calles. Porque desgraciadamente, queramos o no, la calle no es nada segura hoy en día.

Desde mi punto de vista, pienso que en la actualidad es necesario Internet, bien para personas que lo necesitan en su trabajo, o bien para los trabajos que realizamos en la enseñanza. Pero ojalá, todos supieran controlar un ordenador y no pasarse miles de horas junto a el.

MIRIAM GÓMEZ, 2º BACHILLERATO B.

Cristina Romero Romero dijo...

Ante todo recordar lo sorprendente que fue la llegada de internet a nuestras vidas y como se ha ido convirtiendo en una herramienta que utilizamos diariamente. Sin embargo hay quienes lo catalogan como ``bueno´´ o ``malo´´, cuando en realidad esto depende del uso que le demos. No es nada más y nada menos que un mecanismo de comunicación del que nos beneficiamos.
Por otra parte, un curioso porcentaje de la población, especialmente los adolescentes, otorgan un uso nocivo y excesivo, por lo que están convirtiendo algo que se creó con el fin de ayudar, en un vicio que puede incluso llegar a ser perjudicial para la salud. Cada vez son más los jóvenes que abusan del tiempo que le dedican a internet y ni siquiera son conscientes de ello.
Más aún, una de las más adicciones a internet para los jóvenes son las redes sociales. El uso de ellas está haciendo que muchas personas sean cada vez menos sociables, y solo sean capaces de hacer amistades tecleando unos simples botones, incrementando así su timidez y fobia social.
Así pues, la peor consecuencia en la que puede recaer el excesivo uso de internet es en la salud. Un estudio en la Facultad de Psicología Básica de Valencia afirma que puede llegar a producir alteraciones en los ritmos de sueño y la alimentación, dado que hay casos de personas que han llegado a estar diez horas jugando a internet.
Asimismo, el abuso a internet de un adolescente genera muchos problemas en la familia y los padres se sienten incapaces de reducir esta cantidad de horas en las que su hijo está enganchado a internet. Por consiguiente, los primeros que deben pararlo son ellos mismos, reconocer su situación y no permitir dicho abuso de tal manera que se llegue al punto de descuidar otras tareas. De echo, una posibilidad puede ser la de contactar con un especialista en adicciones porque es un problema que tiene tratamiento.Con la terapia el joven cambia, y su mundo se amplía de manera que empieza a ver vida también fuera de internet.

marta perez romero dijo...

A partir de la lectura de este artículo me hace reflexionar sobre la adicción a internet.
La adicción a internet es mala ya que afecta al aislamiento, a la salud, al desarrollo de las relaciones sociales, a las actividades académicas y recreativas y a la higiene. Este síndrome afecta sobre todo a los jóvenes españoles debido a que pasan todo el día con el móvil, el ordenador etc.
Hoy en día internet nos facilita muchas cosas, cualquier cosa que deseemos buscar, internet nos da millones de resultados por lo cual ya no buscamos información en libros, enciclopedias...
En conclusión es que si pasáramos menos tiempo en el ordenador y solo usáramos internet para lo preciso, nuestro nivel intelectual y social subiría muchísimo.
Marta Pérez Romero 2ºBTO-A

juan jose arriaza mateo dijo...

La tecnología ha avanzado mucho y esto ha hecho que nuestras vidas sean más fáciles. Ha convertido Internet en algo fundamental e imprescindible ya que casi todo depende de internet. Ya es tan importante que han hecho que seamos dependientes de él.
También los adolescentes hemos convertido internet en algo imprescindible para nosotros, esto hace que siempre estemos con nuestro móvil mirando las redes sociales. Los adolescentes al depender tanto de internet sean vuelto adictos a est. En concreto en España que se ha convertido en líder en adicción a internet en los adolescentes, la adicción a hecho que nos convirtamos en seres antisociales ya que no hablamos cara a cara con alguien sino con una aplicación a través del móvil. Esta adicción puede contener riesgos como enfermedades o problemas de vista. Esta adicción se tiene que erradicar moderando el uso de internet, y el uso que tiene estos dispositivos lo hemos olvidado solo utilizándolo para Internet.
Juan José Arriaza Mateo, 2º Bach. B

María del Carmen Scharff Bellido dijo...

Tal como se nos muestra en el texto, las cifras de adolescentes con adicción a internet es alarmante.
Siempre he pensado que las nuevas tecnologías nos aportan muchas desventajas que están ocultas tras los grandes avances que suponen para nuestra vida diaria.

Nuestra sociedad ahora se basa en las nuevas tecnologías, hemos perdido los antiguos valores y el contacto que antes teniamos con nuestros seres más cercanos.
Hemos sustituido las visitas sorpresa y aquellos largos paseos que nos hacían disfrutar de la simple compañia de nuestros seres queridos, por meros mensajes de texto e incluso hemos llegado al punto hablar por whatsaap con personas que se encuentran en nuestra misma habitación.
Ante todo, creo que deberíamos reflexionar sobre todas aquellas costumbres que estamos perdiendo a causa de internet.

Usualmente, no es extraño encontrar cientos de adolescentes en cada rincón, absortos en la diminuta pantalla de su teléfono móvil como si tras ella pudiesen encontrar una ventana a otro mundo.

Personas que, por ejemplo, quedan con amigos y simplemente se limitan a agachar la cabeza y acaban haciendo más caso a su móvil que a la gente que les acompaña.
Aquellos que solo viven concectadas a internet y a lo que les ofrece y pierden su vida por esta razón, descuidando su higiene, sus amistades y encerrandose en sí mismos, siendo solo capaces de sonreír frente a una pantalla.

Esta clase de personas se autodestruyen sin siquiera darse cuenta, utilizan internet como alimento para su vida y consideran a su teléfono como una prolongación de su brazo. Por los efectos adictivos y negativos que genera, yo, personalmente considero a internet como una droga moderna, una droga que ha sido aceptada por nuestra sociedad y que nos está consumiendo lentamente.

Estos adolescentes que a costa de sus padres viven conectados a la red, decuidando los interéses familiares y que en vez de ayudar a su familia solo aumentan el peso que hay sobre los hombros de sus padres.
Sin ir más lejos, puede poner como ejemplo a mi propio hermano.
Ya ha pasado de los 19 años, abandonó el instituto cuando cursaba segundo de la ESO, actualmente no posee ninguna clase de estudios y vive a costa de mis padres. Practicamente no sale de su habitación y puedo decir que internet es como oxígeno para él.

Así pues me pongo el la piel de aquellos padres que tienen que vivir con la impotencia de ver como sus hijos se encierran en sí mismos y se apartan de la realidad con la impotencia de no saber como llevarles por el buen camino y sin tener la ayuda de nadie para poder luchar contra este problema.

He descubierto que en algunos lugares de Estados Unidos, se han creado campamentos y diversas instituciones que luchan contra esta adicción a internet y que la tratan como el gran problema que debería ser considerado en España.

Yo propondría que aquellas ideas para deshacernos de este problema también se llevaran a cabo en nuestro país, para así poder reducir el porcentaje de adolescentes adictos a internet y poder ayudar a los jovenes y a sus familias para luchar con este problema que las nuevas tecnologías nos han aportado.

Finalmente opino que internet puede sernos de mucha utilidad, pero no podemos abusar de ello, pues los excesos nunca son buenos y nunca vienen sin consecuencias.

María del Carmen Scharff Bellido
2ºA

Thalía Flores Alpresa dijo...

¿Cómo definirías a la sociedad actual? ¿Cómo una sociedad de genios o más bien de ignorantes?
Tras mucho meditarlo, he llegado a la conclusión que desde mi punto de vista somos una sociedad de ignorantes, no lo digo con ánimos de ofensa ya que también me incluyo, solo que después de pensar en todo ello me doy cuenta, todo esto es el reflejo de lo que tenemos y hemos de lo que hemos perdido, y te darás cuenta tras la lectura que no voy mal encaminada.
Vivimos en una era de progresos e ideas prodigiosas, somos una viva imagen de lo tecnológico. Tenemos la ciencia necesaria para curar toda clase de enfermedades y el método adecuado para conectar el mundo entero. A nuestro alcance están las mejores obras literarias, las noticias son cohetes y lo que sobran son mentes rebosantes de sabiduría y descubrimientos, pero lamentablemente todo ello es ignorado y desplazado por Internet, esa herramienta de trabajo que más que una ayuda se convierte en un atraso puesto que su excesivo uso como todo es perjudicial, y ha provocado que la mayor generación de pensantes quede a merced de un único invento.
Es bastante triste ver como atrás queda la hermosa prosa ya que nuestras relaciones se basan en un estúpido mensaje de whatsapp, los “me gustas” fueron sustituidos por like en fotos y los “te quiero” por frases en Facebook.
Ya no quedan juegos infantiles porque son sustituidos por consolas, los niños de hoy no saben relacionarse y solo son felices cuando consiguen el último videojuego, me resulta lamentable ver como ahora sus mayores retos son superar algún nivel extremo y nunca llegarán a experimentar la adrenalina de correr sin descanso por pronunciar un “por mi y todos mis compañeros” convirtiéndose en el rey del juego, y los “estás pillado” han sido cambiados por un mísero “game over”.
Ya no apreciamos las buenas obras por que nos parecen más entretenidos los videos de Youtube y por absurdo que parezca, plasmamos nuestras vidas en la red sin intención de disfrutar el momento solo preocupados por el intento de comunicarlo por un tweet o bien con una foto en nuestro muro, lo importante ahora es el llamado “postureo” es decir, no hago ni disfruto nada, solo lo aparento en las redes sociales.
Hemos dejado de lado las largas tardes de biblioteca absorbiendo conceptos por míseros minutos en la red copiando sin ton ni son infamación que realmente ni leemos, por lo que resulta inútil.
Adiós a las tardes de café y amigos ya que en todas las reuniones solo se ven cabezas agachadas sumergidas en sus móviles rodeadas de silencios abrumadores, puesto que somos incapaces de tener una conversación sin el reflejo de una pantalla; toda nuestra vida está ligada a ese insufrible aparato que nos atormenta con la ausencia de su peculiar “sonidito”.
Es irónico ver como la gran generación de pensadores es dominada por simples inventos y aunque somos conscientes de ello no se observan mejoras ya que nuestra dependencia aumenta al mismo tiempo que las tecnologías se superan.
Sería hipócrita por mi parte criticar y negar algo de lo que formo parte y soy dependiente, no obstante, no dejo de asumir mi error y admito que aunque toda la tecnología y sus derivados han sido y seguirán siendo una gran ayuda y descubrimiento, pero en exceso como todo, es malo, por esto me gustaría concluir aconsejando a todos aquellos esclavos de la tecnología que olvidásemos nuestros PC y móviles y empezásemos a disfrutar de las buenas cosas de la vida como un libro, una tarde con amigos, un simple café o un beso, ya que lo real supera con creces a lo simultaneo.

Celia Jurado Delgado dijo...

Internet puede ser una útil herramienta de trabajo o una estupenda y rápida forma de búsqueda de información, sin embargo hay que saber hacer buen uso de él ya que un excesivo número de horas conectado a la red puede provocar una adicción que a largo plazo desencadenará problemas de salud.
A día de hoy es normal ver por la calle a jóvenes aislados del mundo y pendientes únicamente del teléfono móvil que llevan en la mano, el cual parece una prolongación de su brazo y no sueltan en ningún momento. Este es el primer paso hacia graves problemas de salud, empiezan dejando a un lado su vida social trasladándola a la red, descuidan sus estudios y pasan la mayor parte del día conectados. Esta adicción puede provocar diversos trastornos, algunos de ellos descubiertos hace poco como por ejemplo el síndrome de la llamada imaginaria, según estudios muchos jóvenes afirman haber sufrido alguna vez la alucinación de que su móvil había sonado o vibrado sin ser así, otros trastornos son muy conocidos, como la obesidad, provocada en este cado por pasar demasiado tiempo sentado frente al ordenador o con el móvil ya que hace que poco a poco se llegue a una situación de sedentarismo y a largo plazo provoca problemas graves.
España encabeza el ranking de adicción a internet, algo de lo que no podemos estar orgullosos pero poco a poco si podemos cambiar esto. En mi opinión deberíamos de darle más importancia a la vida real que a la que creamos en los perfiles de las redes sociales, así mejoraríamos en salud y le daríamos a la vida la importancia que merece.
Celia Jurado Delgado. 2ºBto A