viernes, 21 de noviembre de 2008

Para concluir el Día de la Infancia

Ayer, día de la infancia, me topé con esta escalofriante noticia, reflejo de la situación en muchos países de la Tierra. Observando a nuestros alumnos que se escriben continuamente notitas en papelitos o en sus agendas (en lugar de atender o hacer las actividades) puedes darte cuenta de lo afortunados que son (somos).

Tiran a un joven indio debajo de un tren por escribir una carta de amor
Le dieron una paliza, le raparon la cabeza, le hicieron pasear por las calles de su ciudad como si de un trofeo se tratara y finalmente tiraron al adolescente debajo de un tren. El crimen de Manish Kumar, un indio de 15 años, consistió en escribir una carta de amor a una chica que no pertenecía a su casta, los cerrados grupos sociales que componen la sociedad india.
Miembros de la casta rival secuestraron al joven cuando éste acudía a la escuela y después de cortarle el pelo lo arrojaron debajo de un tren en la localidad de Bihar, mientras su madre imploraba el perdón de sus verdugos. La madre de la víctima, declaró a los agentes que miró "sin poder hacer nada" cómo las ruedas del tren pasaban encima de su hijo.
La Policía precisó que los acusados mataron al niño por escribir una carta de amor a una chica del mismo pueblo y que la niña pertenecía a una casta de limpiadores mientras que el adolescente era de una casta ligeramente superior conocida como la comunidad Yadav. El amor entre castas se enfrenta a menudo a la oposición violenta de la sociedad, especialmente en el norte rural de la India, y no es excepcional que una familia que se considere ofendida llegue a matar para "salvar su honor".

5 comentarios:

Fae dijo...

Soy Rafa, antiguo profesor de Lengua de este recordado instituto. Ahora en la distancia, sigo tendiendo muy presente a todos los integrantes de este centro, que tanto bueno me dieron y de los que tanto aprendí. Un abrazo a todos. Alfonso, seguiré de cerca este blog. Saludos también a David y demás contribuyentes de este sitio.

Fae dijo...

www.rafaellopezmarquez.blogspot.com

David Núñez dijo...

Nuestro querido amigo Rafa, recien casado. Te echamos de menos. A ver si algún día te animas y nos haces una visita.

Roberto dijo...

Excelente aportación Alfonso. Es realmente escalofriante y nos hace darnos cuenta de lo "bien" que vivimos, incluso en estos tiempos de crisis.
Rafa (adosado), que pronto te olvidas de los Jefes de Estudios. Enhorabuena por la boda, un abrazo muy fuerte y que sigas escuchando a Monchi y Bachato.

Fae dijo...

¡Jajajajaja! Que sepas que aún me acuerdo y me río mucho de aquella canción, y del magnífico año adosado que pasé en Jefatura contigo. "Nosotros estamos perdidos, en el barco del olvido..." lalala.
Un abrazo, Roberto.