viernes, 11 de febrero de 2011

"Olvidadas" de Rosa Montero


El artículo "Olvidadas" de la escritora y periodista Rosa Montero, -colaboradora de El País desde 1976 y ganadarora del Premio Primavera en 1997 por La hija del caníbal entre otros premios-, fue una de las opciones que se plantearon para la Prueba de Comentario de Texto Selectividad en el mes de junio en Andalucía, aunque finalmente la que entró fue la de "Sátiras" de Jon Juaristi. Tenéis a continuación el enlace: buscar convocatoria 2010, después abrir la carpeta de junio, y por último ir a la segunda subcarpeta, que contiene 4 documentos, de los cuales el que corresponde a este exto es el A1-3b:


La discriminación de la mujer en el mundo: un asunto pendiente. TEMA.

El atentado terrorista contra una escuela de niñas al NO de Pakistán con consecuencias fatales, los 102 ataques a escuelas en Afganistán y el envenenamiento de 196 niñas por parte de los talibanes por el simple hecho de que las mujeres no tienen derecho a la educación, constituyen el detonante para que Rosa Montero analice la situación de la mujer en el mundo, y de modo especial en Afganistán, y realice una mordaz crítica a la política actual que sigue olvidando el sometimiento y la discriminación que sigue padeciendo la mujer, y que solo se acuerda de esto cuando le interesa para justificar sus actuaciones. RESUMEN.

ESTRUCTURA.

El artículo se abre con una introducción en el primer párrafo, que se corresponde por un lado con una desgraciada noticia referente a una bomba puesta por los talibanes en una escuela de niñas al NO de Pakistán, en donde murieron de modo inmediato tres alumnas y tres soldados norteamericanos, y hubo un centenar de heridos; y por otro lado, se corresponde con un segundo dato noticiable en el que se informa de otros 102 ataques a escuelas y de 196 niñas envenenadas recientemente en Afganistán por el simple hecho de que los talibanes están en contra de la educación de las mujeres.

A partir de aquí la escritora y periodista plantea de modo deductivo la tesis al comienzo del segundo párrafo (“Hoy en día importan muy poco estas víctimas”), denunciando que en la actualidad la muerte y el sufrimiento de muchas mujeres en distintas partes del mundo, especialmente en Afganistán importa poco. Para demostrar esta tesis en el 2º y 3er párrafo desarrolla el cuerpo argumentativo utilizando los siguientes recursos: 1) al mundo le preocupó la ausencia absoluta de derechos y la discriminación más terrible de la mujer en Afganistán cuando había que justificar la guerra en el citado país (argumento de ejemplificación); 2) la sociedad se horrorizó en aquel momento, pero pasado el conflicto bélico, nos olvidamos (argumento que apela al sentimiento y remueve con la ironía nuestra conciencia) ; 3) continúa con la ironía, pero mucho más hiriente y mordaz, señalando que los estados que antes se pusieron las manos en la cabeza por la barbarie de los talibanes, ahora quieren pasar página y reintegrarlos en el poder si aceptan renunciar a Al Qaeda (argumento de ejemplificación y que apela al sentimiento); 4) todo esto es consecuencia del cinismo de la política (argumento de hecho); 5) está demostrado que la mujer sufre todo tipo de vejaciones como lapidaciones, ablaciones, violaciones…en diferentes partes del mundo no sólo en Afganistán (argumento de hecho); y 6) como dice Gabriela Cañas (argumento de autoridad) el mundo es capaz de luchar contra la discriminación racial como sucedió en los Juegos Olímpicos en Sudáfrica (argumento de ejemplificación), pero 26 de los países que participan en los Juegos Olímpicos manifiestan claras posturas discriminatorias contra la mujer (argumento de ejemplificación y uso de la comparación para ilustrar mejor lo expuesto) Así pues, expuesto el cuerpo argumentativo, Rosa Montero retoma la tesis al final del texto para recalcar que muchas mujeres siguen padeciendo en la actualidad el desamparo y la discriminación más brutal: “Mujeres de la tierra, olvidadas víctimas”


El COMETARIO CRÍTICO se ofrecerá en la opción de comentarios correspondiente a este artículo.

19 comentarios:

Ana dijo...

Las mujeres, esas que para los talibanes no valemos ni un duro, esas las que no tienen ningún derecho en Afganistán y en otros lugares del mundo. ¿Es normal esto? ¿No somos las mujeres iguales que los hombres? Pues para los talibanes ¡NO! ¿Por qué? Ellos nos ven como amas de casa, sirvientas de ellos, en conjunto con muchas cosas más. Pero, ¿Por qué está sociedad es tan machista?¿Porque para ellos no somos nadie?
En este texto se habla de los talibanes, pero es inevitable pensar en esas mujeres maltratadas de occidente que aunque se haya conseguido la igualdad entre hombres y mujeres en Occidente, aún hay machistas que creen que a la mujer como una posesión, un objeto que pueden manipular a su antojo y que nosotras no podemos opinar sobre nada, sino todo lo contrario, obedecer lo que ellos mandan, y como no hagas lo que te piden te pueden incluso matar. ¿Esto es justo? ¡Claro que no! Nosotras somos iguales que ellos.
Pero volviendo al tema de los talibanes ¿Qué pueden hacer estas mujeres en contra de ellos? Teniendo en cuenta que allí no hay nadie para respaldarse, somos nosotros, nuestro gobierno, los que tenemos que luchar por su libertad. ¿A que esperamos?
(Ana Vidal Muñoz 2ºBachillerato A)

Cristina Jiménez dijo...

Vivimos en un mundo del que nos podemos esperar las cosas más maravillosas que nos podamos imaginar y, desgraciadamente, también las cosas más horribles y atroces.
Cómo puede ser posible que hoy en día aún existan hombres e inclusos culturas y sociedades en las que la mujer sigue siendo tratada como un objeto sin sentimientos y al que se le puede someter a cualquier barbaridad, por ejemplo la lapidación, simplemente porque un hombre ha decidido que estaba cansado de su mujer, como fue el caso tratado en la película´ La Verdad sobre Soraya M`. ¿Y qué hacemos nosotros ante estos hechos tan demandados? Solamente escandalizarnos por este acontecimiento el tipo que tarda en empezar tu serie favorita o en dar paso a otra noticia mientras que miles de mujeres son maltratadas y humilladas gracias a hombres respaldados por años de tradición.
Una vez alguien dijo: ´Trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti` aunque parece que esta filosofía es demasiado difícil de llevar a la práctica y es mucho más fácil obligar a una persona a ocultar su rostro tras una reja de tela, por supuesto hay que añadir que esas mujeres sometidas bajo la figura de un hombre han sido educadas desde su niñez para respetar sus costumbres y algunas creerán que es lo correcto y lo adecuado pero ¿qué pasa con esas niñas de la escuela del noroeste de Pakistán?, lo único que querían eran recibir una educación y algunas de ellas llegar a tener un futuro de oportunidades, en vez de un futuro de sufrimiento, y se lo arrebataron unos seres a los que no se les puede considerar humanos.
Lo mejor de esta situación son las medidas que toma la comunidad internacional contra estos terroristas a los que se les ´premiará` con 350 millones de euros y se les reinsertará en Afganistán a cambio de que renuncien a Al Qaeda, y mientras tanto miles de mujeres afganas tiemblan ante la sola idea de lo que estos hombres son capaces de hacerles, pero claro esas vidas no son nada comparadas con los intereses que puede tener la política para aceptar tal petición. Lo peor de todo es que estas mujeres tendrán que seguir sufriendo en silencio durante mucho tiempo ya que para el resto del mundo no existen.

cristina dijo...

Las mujeres afganas son víctimas de una mentalidad medieval yo diría que incluso mas cruel y retorcida. No existen leyes ni justicia, solo tradición y la voluntad inapelable de unos hombres embrutecidos por 30 años de guerras que se amparan en el nombre de Dios para ejercer la violencia.

Según datos de Naciones Unidas y de la Asociación Revolucionaria de las Mujer de Afganistán, ocho de cada diez mujeres sufren violencia doméstica y un 60% es obligada a contraer matrimonio antes d cumplir los 18 años. Y ante esta situación ¿Quién pone remedio? ¿Dónde están los gobiernos? ¿y las comunidad internacional? La respuesta la tiene los intereses económicos, la hipocresía de millones de personas que vemos la noticia y nos preocupamos en tiempo de leerla o verla, la indiferencia de los gobiernos ante esas pobres mujeres que llevan años siendo víctimas de un trato inhumano.

Otra de las muchas cuestiones que conlleva este tema es el analfabetismo de las mujeres, más del 85% de las mujeres afganas son analfabetas. Ante este dato yo me pregunto que respaldo pueden tener estas mujeres si cuando van a un juicio por ser violadas el juez es un hombre, si van al médico para dar a luz un niño, fruto del amor no de un matrimonio obligado, el médico es un hombre y la delata….ES IMPOSIBLE QUE SALGA DE LA “PRISIÓN” EN LAS QUE ESTÁN CONDENADAS POR SI SOLAS, TENEMOS QUE HACER ALGO ENTRE TODOS,¿PERO CUANDO SERÁ ESE MOMENTO?

cecilia dijo...

“Ya se sabe que los talibanes prohíben educar a las mujeres”. Sinceramente para mí es un horror de frase, aunque para muchos tiene sentido. Y digo esto porque se ha demostrado y se demuestra que aún hoy día en pleno siglo XXI siga habiendo barbaridades capaces de atentar contra las mujeres, de arruinarles la vida, de hacerlas insignificantes, de que se las traten como objetos, como algo posesivo que puedes manejar a tu antojo, como si de marionetas se trataran, a las que les puedes pegar, torturar, castigar, insultar y un largo etcétera. Pero hay una pequeña diferencia entre ser marioneta y ser mujer. A la marioneta si no la queremos, la dejamos de usar, la tratamos con delicadeza, la guardamos, o simplemente la dejamos en el olvido o la tiramos, pero sin embargo, con una mujer es diferente, si no la queremos le pegamos, la insultamos, la dejamos en casa para que no salga, la marcamos con nuestras inútiles huellas de tal modo que no exista tiempo suficiente como para borrarlas, le gritamos, la privamos del placer de la vida, le quitamos los derechos del que todo ser humano necesita, y podría seguir escribiendo más, pero son tantas las locuras que podemos llegar a cometer que ni con todo el papel del mundo terminaría esta lista.
Pero por si esto no fuera suficiente, pues iremos un poco más lejos. Desgraciadamente hay países en los que todavía esta situación se agrava aún más, por ejemplo se les obliga a cubrirse el cuerpo de arriba abajo, eso sí por lo menos han tenido la “delicadeza” de no taparles ojos para que por lo menos no sufra alguna que otra caída (o tal vez para cuando esté cocinando no se le vaya la mano y le eche alguna que otra sustancia que atente contra la salud de su marido, porque si no las consecuencias serian terribles para ella). Pero la gama de torturas no acaba solo aquí, también hay ablaciones, lapidaciones, enterramientos vivos, violaciones, en fin digamos que pueden elegir a la carta.
En definitiva, pienso que desafortunadamente hay mujeres que hubiesen preferido ser marionetas antes que mujer, porque por lo menos no sufrirían tanto el dolor y sentir tanto horror frustrado a consecuencia de sus maridos, porque así cuando llamen a la puerta o simplemente oigan voces desde la calle no tiemblen de miedo , para que cuando la agarre, que sea para besarla o acariciarla y no para pegarle , que cuando le grite que sea para decirle lo mucho que la quiere y no para insultarla y no hacerla sentir una inútil, y sobretodo para que la haga sentir como lo que es, una mujer, UNA PERSONA, aunque a lo mejor para que todo esto se haga realidad, pues tal vez necesitemos algunos que otros siglos más.

Jose Manuel dijo...

Cuando vemos en las noticias las barbaridades que se comenten contra las mujeres por parte de los machistas en otra sociedad nos asombramos y horrorizamos, pero pronto se nos olvida y no movemos un dedo para que esto deje de suceder. En los países donde predomina el machismo y carece el derecho de la mujer predomina ese pensamiento y nadie hace nada para evitar esa esclavitud de la mujer. En mi opinión, es desde los países de occidente desde donde se les debe ayudar a esas mujeres e intentar que vaya desarrollando esa sociedad. Pero desde los países desarrollados solo se tiene en cuenta cuando hay un beneficio por medio, como por ejemplo cuando los estadounidenses utilizaron ese tema para la incursión militar, cuando la noticia se dio a conocer en los países occidentales las personas se horrorizaron, pero pronto se volvieron a olvidar de ese gran problema. Si nos ponemos a pensar parece una barbaridad lo que ocurre en esos países pero cuantas veces vemos en las noticias que una mujer ha sido asesinada a manos de su pareja y otras tantas que son maltratadas y la justicia solo pone absurdas ordenes de alejamiento que con tanta facilidad son infringidas por los maltratadores que en muchos casos acaban con la vida de la mujer.

Al parecer la discriminación de la mujer en el mundo es un tema que no tiene suficiente importancia, se la da mucha mas importancia a temas como el racismo, como en el ejemplo de los JJOO que pone Rosa Montero en el texto. Pienso que ambos temas son grabes problemas en el mundo y que los dos deberían tratarse de igual manera aunque es verdad que se tiene mas en cuenta el racismo, y que actualmente es un problema que se esta solucionando. Hace años jamás se pensaba que podría entrar una persona de color en la presidencia de estados unidos y actualmente es Obama el que está en la Casa Blanca.

En resumen, la discriminación de la mujer es un tema que se debería tener mucho más en cuenta y no ser olvidado con tanta facilidad.

Jose Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rosa maria dijo...

Febrero de 2010: una escuela de niñas en Pakistán sufre un ataque de bomba por parte de talibanes. Mientras tanto en España, miles de niños acuden disfrazados al cole celebrando la llegada del Carnaval.
Situaciones totalmente diferentes, contrarias incluso. Mientras que en un país cientos de niñas lloran aterradas viendo como sus compañeras no han resistido a lo que un grupo de hombres con armas y enmascarados acaban de hacer, en otros los niños disfrutan con sus disfraces, sintiéndose por un día princesas de un reino mágico o superhéroes. Esto es una historia de niños, pero ¿qué hacían los adultos entonces? Pintaban la cara con miles de colores a sus hijos mientras en la radio escuchaban que un grupo de niñas habían muerto en una escuela, curioso, justo donde se dirigirían en unos minutos. Es ahora cuando esos padres se trasladan inmediatamente a esa situación, pero tras pensar que en la escuela de sus niños nunca ocurriría tal catástrofe, desconectan y entonces ese hecho terrorífico pasa al olvido, como si no hubiesen oído nada esa mañana más que las risas de sus hijos. Pero esas niñas siguen ahí, porque es una realidad no un capítulo de un libro de terror que ha inventado cierto escritor. Estas niñas siguen sufriendo, llorando desconsoladas, temblando de miedo… ante una situación sin remedio, pues qué hacer en un país gobernado solo y exclusivamente por hombres, en el que la mujer solo muestra sus ojos, está condenada a vivir solo para ellos y a no recibir educación, causa por la que se desató ese terrible atentado aquella mañana de febrero.
Esta es la realidad que nos aborda cada día, mientras cientos de políticos luchan por unos simples votos, en otros países son hombres con armas los que obligan a votarlos, mientras un país está pendiente de la televisión para ver si de una vez han nombrado “marqués” al entrenador de una selección que ganó un Mundial de fútbol, otros evitan mediante revoluciones en las que entregan su vida, que ese mal nacido de dictador abdique para siempre.
Son hechos que surgen cada día y que desgraciadamente pasan muy rápido a la historia. Hechos que, por espantos que sean, no logran llegar a los sentimientos de una sociedad que logre poner fin.

MARIA Y VIOLETA dijo...

El machismo es una discriminación sexual de carácter dominante, adoptada por los hombres. Hoy día, la discriminación hacia la mujer sigue siendo algo muy casual en esta actual sociedad. En algunos países como Afganistán aún la mujer sigue siendo un objeto para el hombre, sin tener en cuenta sus deseos, enfermedades. Esos hombres que se creen superiores y que para ellos la mujer a su lado es insignificante. Esta discriminación es tan grande que llegan con sus actos a extremos como el de la muerte, violaciones, maltratos. Y me pregunto ¿por qué esos hombres no se ponen en el lugar de las esas mujeres? Cuando vemos las noticias y sale algún hecho de maltrato hacia la mujer y proyectan esas imágenes tan duras, nos escandalizamos y comentamos barbaridades, palabras que se las lleva el viento cuando apagamos la televisión y seguimos con nuestras vidas, mientras que millones de mujeres siguen sufriendo sin poder hacer nada.
En algunos trabajos no aceptan a mujeres, un gran acto de desigualdad y en Afganistán ni por el pensamiento está esa idea. Estas mujeres que están cualificadas y con un deseo enorme de trabajar merecen un respeto y admiración intelectualmente. Hoy día, gracias a que los tiempos han avanzado, es la mayoría de mujeres las que han salido para delante y están luchando consiguiendo un buen puesto de trabajo.
Ojalá esta situación se estabilice en todo el mundo pero, ¿cuándo llegará ese momento?
María Doblado Silva

Estefania dijo...

OLVIDADAS
¿Por qué las mujeres tenemos un papel inferior al hombre en un muchas partes del mundo?, ¿por qué tiene que sufrir todo tipo de vejaciones, carece de amparo social y legislativo, y sólo vale en la medida que el hombre la considere? y ¿por qué si es repudiada, maltratada, marginada y olvidada no pasa nada? Los terribles hechos que se plasman en el texto de Rosa Montero se producen desgraciadamente en algunos países que están en vía de desarrollo donde se menosprecia, en todos los aspectos, a la mujer. Por el simple hecho de nacer mujer no tiene derecho a estudiar, a salir, a relacionarse, a sentir placer o a elegir a la persona que ama. Y todo ello conduce a actos terribles como la ablación del clítoris, la lapidación o el enterramiento de personas vivas.
A partir de aquí, estoy totalmente de acuerdo con el planteamiento que hace Rosa Montero sobre el hecho de que en pleno siglo XXI, muchas mujeres siguen olvidadas en el mundo, aunque todos los Estados conocen lo que pasa, y que solo nos acordamos de ella cuando los intereses políticos, económicos o bélicos justifican un actuación en aquellos países en los que ocurren estos desgraciados sucesos como es el caso de Afganistán. En mi opinión, es necesario aplicar medidas drásticas cada vez que se produzca un hecho semejante a los descritos en el texto y hay que intentar que la gente se conciencie y no olvide el tema de la discriminación de la mujer, que es muy importante.

Natalia dijo...

Olvidadas, maltratadas, violadas... y así seguiría esta frase con una serie de adjetivos y acciones más fuertes que las anteriores, esto les ocurren con frecuencia a las mujeres de Afganistán, son objetos para sus "amos". Los talibanes hacen y deshacen con las mujeres de su cultura lo que se les pasa por la mente, si la quieren matar, las matan, si las quieren violar o quemar viva pues ellos lo hacen, y mientras, millones de personas a miles de kilómetros están haciendo su día a día tan normal y no nos detenemos a pensar en esas pobres mujeres que mueren cada día a manos de esos cobardes.

Y ya no solo mujeres o niñas Afganas, sino Españolas, Americanas y así en todo el mundo... Decenas de mujeres mueren al cabo de un año a mano de sus parejas o ex parejas.
Esto es una injusticia que ocurre diariamente, pero que a pesar de que muchas personas como yo, o como tú relatan, y defiendan la postura de la mujer en un artículo como este, pasado mañana seremos olvidadas y de nuevo seguiremos siendo maltratadas...

En ese aspecto las niñas y mujeres de Afganistán o Pakistán se llevan la peor parte, debido a su cultura, no tienen derecho a la educación, y miles de cosas como estas y por ello se les matan o lapidan con tanta facilidad que hoy en día se ha convertido para los Talibanes en un que hacer diario y en una costumbre que por desgracia es terrorífica.

carolina dijo...

OLVIDADAS

La prohibición de salir solas de casa, de estudiar, de ir al médico, de mostrar el rostro o cualquier otra parte del cuerpo; la imposición de un burka; la absoluta carencia de derechos; la subordinación al hombre –marido o padre- en todos los sentidos; la aplicación de prácticas vejatorias como la ablación de clítoris; o la aplicación de castigos terribles como los enterramientos vivos o las lapidaciones son ejemplos más que suficientes para mostrar la situación que viven muchas mujeres en el mundo.

Y NOSOTROS LAS TENEMOS OLVIDADAS. Nos levantamos como todos los días, hacemos nuestras tareas diarias, al caer la noche nos acostamos a dormir y no nos paramos ha pensar ni un minuto en la suerte que tenemos. No todas las mujeres pueden tener un trabajo o estudiar como nosotras, o simplemente pasear tranquilas y hacer con sus vidas lo que quieran. Muchas mujeres en diferentes partes del mundo son la sombra de los hombres, son despreciadas e incluso son objeto de cambio por burros o por camellos. Es más en China, que ya es un país desarrollado y ha sido sede de los Juegos Olímpicos a pesar de que deja mucho que desear en cuanto a cumplimiento de los derechos humanos, los matrimonios prefieren tener hijos que hijas: algo similar a lo que ocurre en la India, aunque en este país es aún peor. Así pues, en Afganistán, en Irán, en la India y en otras partes del mundo las mujeres siguen sufriendo situaciones de marginación, no tienen ningún tipo de derecho, son moneda de cambio para los padres que organizan matrimonios concertados, y pueden ser repudiadas, maltratadas y asesinadas por sus maridos por la simple sospecha de adulterio. Y no pasa nada: siguen estando olvidadas como dice Rosa Montero porque a los países ricos sólo les interesa lo que ocurre en las sociedades de los países pobres cuando hay un motivo económico o una incursión bélica, como la de Afganistán por parte de EEUU, y tienen que justificarse ante el mundo.

(carolina Ramirez 2º BTO B)

pilar dijo...

¿Olvidadas?sí, así es como están muchas personas en el mundo, especialmente mujeres, esto es un horror, que a un ser humano se le tenga olvidado. En muchos países subdesarrollados no cuentan con la opinión de la mujer, ni dejan que estudien ni que salgan solas a la calle y están sometidas a todo tipo de crueldades.
Como a dicho anteriormente cristina hay datos recogidos por Naciones Unidas que dicen que ocho de cada 1diez mujeres son maltratadas, y una gran mayoría de mujeres jóvenes son obligadas a contraer matrimonio.
Si nos ponemos a pensar: ¿que le estará ocurriendo a varias mujeres en este momento en Afganistán?
Pues, mientras tu estas leyendo este comentario, habrá muchas mujeres que estarán siendo violadas,torturadas....
Me pregunto, ¿donde está la igual?,¿donde están los derecho de la mujer?. Hoy día importan poco estas víctimas, ya que en nuestro país esto no ocurre.
¿Como los grandes políticos están preocupados en conseguir votos?,¿como nos interesamos en saber quien va primero encabezando la liga de fútbol? o como a dicho rosa ¿como un país ha estado pendiente de ver si han nombrado “marques”a Vicente del Bosque?, esto es una frivolidad ya que hay millones de mujeres en el mundo que están desamparadas y ellas si que necesitan nuestra ayuda, y para poder ayudarlas necesitamos estar informados de estas desgracias.
Esta forma de tratar mal a las mujeres no ha ocurrido tan bruscamente en nuestro país, pero sí, a muchas mujeres se les a desprestigiado, gracias a las mujeres que han luchado para que todos tengamos los mismos derechos muchas de nosotras podremos conseguir altos puestos de trabajo que antes no estaba bien visto que una mujer ocupase.
Entre todos debemos intentar que todas estas mujeres que no tienen derechos consigan tenerlos en un futuro.
Pilar García Gómez

Lidia dijo...

La enseñanza no tiene el mismo significado en todas partes del mundo. Rosa Montero explica muy bien en su comentario que allí las mujeres son educadas desde niñas ha no valerse por sí mismas y a que ellas piensen que tiene que depender de un hombre para poder hacerlo.
Con lo cual la vida de estas mujeres-niñas se convertía en un verdadero infierno, y así será hasta nuestros días. Aunque ellas aguantan mejor el duro y abrasador infierno a la muerte; una muerte que, al nacer, ya estaba asegurada para algunas de ellas.
Ojala esto fuera un simple cuento o novela, que aunque angustiosa, seria irreal, imaginaria como tantas otras narraciones, en las que salen caballeros salvando a princesas con dragones en una torre. Pero no, si esto fuese un cuento seria la cruda realidad; una realidad horrible y penosa.
Lo que ocurre hoy día en Pakistán es horripilante, aunque lo peor no es eso, sino lo egoísta que llegamos a ser cuando escuchamos que una mujer ha sido o va a ser mutilada, ahorcada, o simplemente le van a practicar una ablación. Una noticia de ese tamaño no debería obviarse, sin embargo no hacemos nada.
En mi opinión, todos los países deberíamos ayudar a todas esas mujeres luchadoras, que cada día tienen que enfrentarse a un reto para no ser asesinada por un hombre sin escrúpulos, con una creencia un poco exagerada, tanto, que es capaz de matar a su propia hija (por una tontería). A veces estas mujeres superar la prueba, pero sabes que en un futuro, no muy lejano, acabaran como tantas otras mujeres inocentes, solo culpables de querer vivir.

(Lidia Duran Cabrera 2ºBachill.B)

maria jose dijo...

Tras hacer una lectura profunda de este texto, es inevitable realizar una reflexión sobre el horror que causaron de los talibanes en afganistan al poner una bomba en un colegio de niñas, donde tres fallecieron y un centenar quedo herido.
Con esto sabemos, la absoluta carencia de derechos que tienen las mujeres en afganistan, de la prohibición a salir solas y a estudiar, de la obligación que tienen de llevar el burka desde niñas. Personalmente, me pregunto ¿Por qué esa maldad contra las mujeres?
A veces, pienso que los hombres en Afganistán no saben el significado de igualdad tanto para el hombre como para la mujer, a la vista está lo que hacen en contra de las mujeres. Y lo peor no es eso, además de los talibanes hay otros horrores como: lapidaciones, ablaciones… también hay casos de violencia de género donde mujeres han muerto en manos de sus maridos.
En muchos países la lapidación se aplica tanto para hombres como a mujeres que han tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio. En nuestra sociedad la situación es muy distinta a la que hay en Afganistán.
En Afganistán, tampoco hay igualdad de género dentro de la familia. Por ejemplo: la mujer tiene que llevar el burka desde pequeña y tiene que casarse con un hombre al que no conoce en cambio el hombre puede tener más de una esposa. Eso no es igualdad.
Una persona que tenga que morir apedreada lo que es igual lapidada, tiene que ser horrible. Con razón, muchos humanos luchan por la abolición de la lapidación.
Como conclusión, yo pienso que no es fácil ser mujer en Afganistán y además se puede morir en el intento.

violeta dijo...

Constantes atentados, discriminación, machismo , violencia, lapidaciones y ablaciones, todo esto impulsado por los hombres hacia las mujeres. Todavía hoy, en pleno siglo XXI hay países que someten a las mujeres a este tipo de barbaries, sobre todo países donde predomina la guerra o la pobreza, y todavía hoy la mujer sigue estando considerada como un ser inferior. Desde los orígenes del ser humano, de forma natural han existido siempre el hombre y la mujer, que comparten unas mismas características generales y que se diferencian en otros aspectos más específicos. Entonces, yo me pregunto: ¿por qué siempre a la mujer se la ha infravalorado? Personalmente me parece terrible: ¿cómo pueden matar con tanta sangre fría?, ¿cómo pueden ellos mismos lapidar a sus mujeres o cómo pueden maltratarlas? ¿cuál es el sentido de estos castigos y actos tan draconianos?
Pienso que los individuos que son capaces de maltratar a las mujeres no tienen sentimientos, son unos miserables, que sólo se sienten superiores cuando pisotean a los más débiles, en este caso desgraciadamente, las mujeres. Pero del mismo modo que me parece despreciable la actitud de estas personas, también me lo parece la de los Gobiernos que siguen permitiendo que esto ocurra en diferentes partes del mundo,-como Afganistán- y que las mujeres al final sigan sufriendo todo tipo de barbaries en el más absoluto olvido como dice Rosa Montero.

carolina dijo...

¿ Por qué las mujeres somos inferiores a los hombres ?
Tras varios años de esfuerzo en muchos lugares del mundo hemos conseguido la igualdad en muchos aspectos como en trabajos donde solo podian trabajar los hombres, en derechos y libertades...
Pero hay excesiones como en Pakistan donde las mujeres no estan valoradas como lo que son, y sufren por ello.
Los talibanes no estan de acuerdo con que las mujeres estudien o que salgan solas de casa. Además de todo ello las mujeres de esta zona sufren la condena de tener que llevar un burka desde que son pequeñas. También hay violencia de género, donde los maridos pegan a sus mujeres asta llegar a matarlas.
¿ Pero cual sería la solución para acabar con el machismo y que las mujeres de todo el mundo consiguieran la igualdad ?
La solución que yo le daría es que entre todas las personas nos uniéramos para poder acabar con esta condena, a la que ninguna mujer debe estar sometida ya que todos debemos ser iguales.
Aunque nosotros lo hemos llegado a conseguir en estos países sería una idea útopica ya que toda la población tiene esa creencia y religión, y en el momento que las mujeres se revelen o se manifestaran para conseguir la igualdad simplemente serían asesinadas o condenadas a alguna tortura de las que hemos nombrado anteriormente.

Carolina Cordero Suárez 2ºBach B

María José Ganfornina dijo...

¿Por qué? Esa es la gran pregunta que anega mi mente, ¿porque somos las mujeres inferiores a los hombre? ¿por qué no son los hombres los inferiores?
En la sociedad en la que vivimos se dice que vamos avanzando en el enriquecimiento cultural, en la economía (aunque en estos momentos España esté pasando por una “mala racha”), en los medios de transporte…. y en una infinidad de cosas más, pero ¿Por qué no hay un desarrollo en el trato hacia las mujeres? En muchas sociedades este desarrollo se está produciendo, pero en otros lugares este desarrollo todavía no ha empezado ni siquiera su trascurso.
Cuando me refiero a inferioridad de las mujeres me refiero a que estas son tratadas en el mundo como objetos, es decir, como muebles viejos. En ciertos países las mujeres no puedes dejar al aire su rostro porque hacer esto sería en cierta manera como un insulto hacia su marido o su padre, pero ¿ porque esta reacción? Bajo mi punto de vista esto es un retraso en las sociedades en la que vivimos porque que más dará si las mujeres llevan el rostro tapado o al descubierto… esta siempre será una pregunta que vagará por mi mente.Pero gracias a Dios, esto no es así en todas las sociedades, en otras sociedades si se está produciendo un verdadero progreso con respecto al trato que reciben las mujeres.
Pero también cabe destacar , que las mujeres en la sociedad del siglo XXI tiene un papel importante. Estas cosas aquellos que consideran inferiores a las mujeres no lo ven, a lo que me refiero es que en la sociedad en la que vivimos existen estudios que reflejan que el número de mujeres con cargos importantes es cada vez mayor.
Pues bien, para concluir este comentario me gustaría dar a conocer que esperemos que dentro de unos años cuando nuestro hijos, nietos o tataranietos tengan que estudiar en una lección de historia, esta nuestra sociedad, lleguen a un apartado que se titule: LA INFERIORIDAD HACIA LAS MUJERES, UN PROBLEMA QUE DEJAMOS EN EL PASADO, esto querrá decir que este maquiavélico problema habrá acabado. Esperemos que esto algún día ocurra.

Marina Pérez dijo...

Muchas mujeres, adolescentes, niñas… son maltratadas y al poco tiempo son olvidadas. ¿Cómo podemos permitir este tipo de sucesos?
Hoy en día muchas mujeres son maltratadas y acecinadas al cabo del año pero donde se producen los maltratos mas fuerte desde mi punto de vista es en la zona occidental como por ejemplo en Afganistán como hemos podido observar en el texto de Rosa Montero. En el podemos leer el tipo de de horrores que se les hacen a las mujeres sin ningun motivo solo por que a ellos se le apetezca.
Desde mi punto de vista la solucion que yo les darias a este tipo de hombre es el mismo castigo que le han jecho a essas pobres mujeres, por que en la carcel si estan fuera de sus familias pero al fin y al cabo antes o después saldran de hay e incluso podran volver a maltratar otras mujeres.
Gracias al gran avance que se ha producido en nuestro pais muchas mujeres han podido dar la cara y poder denunciar a esos maltratadores sin tener que temerles nunca mas y poder vivir tranquilas.
Ahora lo que hay que conseguir es dar la cara por todas esas mujeres acecinadas y que nunca sean olvidadas.

Pilar Giraldo dijo...

Mientras que en una parte del mundo los niños van a la escuela para ser educados mientras sus madres trabajan u organizan las tareas de casa, en otra parte del mundo miles de mujeres son maltratadas, violadas e incluso asesinadas. ¿A qué se debe tanta diferencia si vivimos en un mismo planeta? La respuesta quizás sea difícil de encontrar aunque, en mi opinión, es bastante sencilla: "retraso social".
Eso es exactamente lo que, desde mi punto de vista, les pasa a los talibanes, afganos o iranies que realizan todas esas barbaridades a sus mujeres. Hombres que, por el simple hecho de ser mujer le niega la educacion a su hija y le obliga a trabajar de sol a sombra, no se merece que se les llame "hombres".
Me resulta curioso el saber si algún día esa frase tan sonada de "las mujeres dominaremos el mundo" se hará realidad y ahora seremos nosotras las que mandaríamos sobre los hombres. Aunque esto es algo que no lo deseo realmente, ya que eso sería caer en los mismos actos que hoy en día realizan tantos hombres en el mundo. Y esto ocurre, no solo en países pobres, sino también en países desarrollados como este en que vivimos. La prueba está en que ya van 18 mujeres asesinadas a manos de sus parejas en España en solo cuatro meses que llevamos de año.
Lo más grave y preocupante es que si hoy vemos una noticia en la que se informa de un asesinato a la mujer, mañana nos hemos olvidado de lo ocurrido.