viernes, 21 de enero de 2011

"Sátiras" de Jon Juaristi (Selectividad Andalucía junio de 2010)


Europa envejece a pasos agigantados (Tema).
A partir de una propuesta muy satírica y mordaz del escritor inglés Martin Amis a su gobierno laborista, consistente en la colocación de cabinas en las calles en las que los ancianos pueden poner fin a su miserable vida ingiriendo “Martini envenenado” de modo gratuito, y de la repercusión mediática que dicha propuesta suscita, Jon Juaristi hace una defensa contundente de Amis, -al que equipara con Swift, Orwell y Borges-, al mismo tiempo que critica a los “hipócritas” que se han escandalizado y que no han sabido interpretar la parábola del novelista británico referente a la delicada situación en la que a la vuelta de unos años se encontrará la Tercera Edad en una Europa cada vez más envejecida y en la que será necesario ampliar la edad laboral o buscar otras soluciones para mantener el sistema de pensiones. (Resumen)
La tesis o idea principal es la polémica propuesta de Amis a los dirigentes políticos de su país para solucionar el problema del acelerado envejecimiento europeo consistente en el suicidio de los ancianos al tomar dosis de martini envenenado y así evitar que "muchedumbres de horribles vejestorios enloquecidos” tomen las calles de las ciudades en un futuro. Tras la exposición de la tesis de manera deductiva o analizante al principio del primer párrafo, se plantea el cuerpo argumentativo en el que Jon Juartisti plasma de manera clara y firme la adhesión a dicha idea, hecho que confirma que la tesis se encuentra en el 1er párrafo y que justifica su defensa posterior a lo largo del resto del texto (“A mí, escandalizarse por esto me parece sencillamente de hipócritas”. A lo largo de los párrafos 2º, 3º y 4º (cuerpo argumentativo) el articulista trata de explicar el mensaje que se esconde detrás de esta descabellada idea y hace una defensa de la calidad humana y literaria de Martin Amis, utilizando como argumentos de autoridad para reforzar la parábola del novelista inglés referencias literarias de peso: Jonathan Swift y su propuesta de acabar con el hambre en Irlanda comiéndose a los hijos de los agricultores católicos irlandeses, Amis comparado con el mejor Orwell y el relato de Borges en el que los ancianos son conducidos a unas cámaras inventadas por un filantrópico Hitler. Con estas tres referencias se justifica así mismo el título del artículo “Sátiras”, dado que tanto la propuesta de Martin Amis como la de estos escritores es censurar o poner en ridículo la actuación de unos gobiernos o de una sociedad que no sabe dar respuesta a un problema, en este caso el imparable envejecimiento de la población europea. Finalmente la conclusión se ofrece en el último párrafo, en donde el escritor británico denuncia abiertamente el inminente problema al que Europa va a enfrentarse en poco tiempo: una población envejecida que tendrá que "vivir de la beneficencia o enfrentarse al resentimiento de los más jóvenes" que tienen que afrontar el peso de las pensiones. A partir de aquí, Jon Juaristi propone como argumento de ejemplificación de la postura de Amis el hecho de que en España ya se observan estos primeros signos con el aplazamiento de la edad de jubilación a los 67 años por el que apuesta nuestro Gobierno. Finaliza el texto con una contundente conclusión de Jon Juaristi que apela a la búsqueda de otras medidas (solución): “Hay que afrontar el problema y no matar al mensajero”
Como ya sabéis a la hora de analizar la estructura o la organización de las ideas de un texto no siempre es válido un único punto de vista, por este motivo creo que en este caso, y dada la dificultad de este texto, es admisible también otro planteamiento estructural en el que consideremos una organización inductiva o sintetizante con la tesis al final del texto (5º párrafo), de tal manera que el 1er párrafo lo seguiríamos considerando como introducción o planteamiento de la propuesta de Amis y el resto permanecería igual con el cuerpo argumentativo en los párrafos 2º, 3º y 4º. No obstante, me decanto más por una estructuración deductiva porque Juaristi no defiende una postura suya y personal, sino que a lo largo de todo el texto se posiciona defendiendo al novelista inglés, y el último párrafo fuciona para traer el problema a la realidad española, concretamente a la medida del retraso de la jubilación, y para aportar una solución.

Por último el comentario crítico al texto de Juaristi viene de la mano de una de nuestras alumnas de 2º de BTO:
"Según los últimos estudios realizados sobre el índice de natalidad de la Unión Europea, nuestro continente está envejeciendo. ¡Menuda sorpresa! ¿Cómo puede envejecer un continente cuando día a día miles de niños llegan al mundo? ¿Cuál es la causa? Tal vez si nos parásemos a pensar descubriríamos que la media de hijos por familia es de uno o dos y como mucho, tres. Esto supone una gran diferencia si comparamos el índice de natalidad de hace cuarenta años. Después de tener en cuenta estos datos, no nos debe resultar extraño que nuestra sociedad esté envejeciendo tal y como expone Juaristi en su texto.

Actualmente nos encontramos en un mundo fácil, cómodo y totalmente distinto al de hace 40 ó 50 años, en el que las familias tenían que luchar muchísimo para salir adelante y no tenían el nivel de vida que impera hoy. A ello hay que sumar que en estas familias numerosas, la madre se dedicaba solo y exclusivamente a las labores domésticas, y era el hombre el que trabajaba. Hoy en día el hombre y la mujer trabajan y esto ha redundado en un mejor nivel de vida, pero ha condicionado la bajada del índice de natalidad porque la incorporación de la mujer al mercado laboral no permite que ésta tenga más hijos. Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que sobre la mujer actual recae un gran peso: es ella, la que se queda embarazada, la que tiene que perder el trabajo, la que se ve condicionada por su maternidad a acceder a puestos importantes y la que lleva el peso de toda la familia al mismo tiempo que trabaja. Para colmo, la crisis económica ha acentuado esta situación con la supresión del denominado “cheque bebé”, con la inestabilidad laboral, con la precariedad de los sueldos y con la dificultad que tienen las parejas jóvenes de encontrar vivienda y una situación económica estable que les permita tener hijos. Así pues, sin duda alguna, dentro de unos 30 años se podrá decir con toda certeza que España, será “vieja”, y por tanto no habrá manera de mantener las jubilaciones: los ancianos se convertirán en un problema como vaticina Amis" (Rosa Mª Monge Bellido de 2º de BTO)

Para ver el texto de Selectividad pincha aquí, busca año 2010, Comentario de Texto de LCL, abre la carpeta de junio, localiza la 1ª subcarpeta y allí encontrarás la prueba completa en pdf que cayó en junio y los criterios de corrección correspondientes. Las otras subcarpetas que aparecen corresponden a otras propuestas que se hicieron para Selectividad, pero que al final no entraron:http://www.juntadeandalucia.es/innovacioncienciayempresa/sguit/g_b_examenes_anteriores.php

27 comentarios:

Rosa María Calderón dijo...

La polémica propuesta de Martin Amis parte de un hecho incuestionable que es el progresivo envejecimiento de las sociedades avanzadas, y en este caso la europea, debido a varios factores: un aumento de la calidad de vida de la Tercera Edad, una imparable reducción de la tasa de natalidad y una incorporación cada vez más tardía de la población joven al mercado laboral. Los dos últimos elementos son decisivos y determinantes para todos los que llegan a la edad de jubilación, dado que al disminuir la tasa de natalidad por un lado, desciende la mano de obra joven, y por otro lado al retrasarse la incorporación al mercado laboral –de hecho muchos jóvenes cumplen la treintena en sus casas porque no pueden independizarse económicamente-, esto redunda en los ingresos a la Seguridad Social que sustentan el actual sistema de pensiones.

Afrontar esta situación no es nada fácil para los Gobiernos actuales que vaticinan un resquebrajamiento de nuestro sistema de Bienestar al que hemos estado acostumbrados hasta ahora y que nos aseguraba una feliz vejez. El futuro se hace cada vez más desolador para los que en 20 ó 25 años lleguemos a los 60, por este motivo comprendo perfectamente la satírica visión de Amis de ancianos enloquecidos y desamparados recorriendo las calles de una ciudad ¿Me veré yo así?. Los expertos barajan diferentes medidas para poner freno a esta inevitable situación: una buena ley de conciliación laboral y familiar, ayudas justas a las parejas que tienen hijos y que realmente la necesitan para aumentar el índice de natalidad, apertura del mercado laboral para la incorporación de una población joven cada vez más preparada pero en paro o en condiciones de trabajo lamentables, necesidad de extender la cultura del ahorro en las familias a largo plazo para asegurar los fondos de pensiones, contemplar el límite de edad para las jubilaciones en función del tipo de trabajo, etc…

Estas medidas son en conjunto muy acertadas, pero ¿cómo se va a lograr en esta época de crisis con continuas regulaciones de empleo en las empresas que la población joven en edad de formar familias se lance a la aventura de ser padres si ellos mismos no tiene cómo vivir y para colmo las ayudas se han reducido? Inevitablemente la incertidumbre se cierne sobre nosotros, el futuro no pinta nada bien, y tal vez la propuesta de retrasar la edad legal de jubilación más allá de los 65 sea una medida inevitable para incrementar el número de años de cotización y reducir el número de años "pensionables”.

Cierro los ojos y vuelvo a la visión de Amis y a las cabinas con martini envenenado, a la cámara letal inventada por un “filántropo” llamado Adolfo Hitler del que habla Borges en “Utopía de un hombre que está cansado” y recuerdo también una película que vi hace tiempo, “La fuga de Logan”, basada en la novela de 1967 de ciencia ficción de W. F. Nolan y G. Clayton, en donde una sociedad perfecta y joven aniquilaba con el engaño de una regeneración a los habitantes que llegaban a una determinada edad porque ya no eras útiles y suponían una carga para la sociedad. Abro los ojos... y no dejo de estremecerme.(Modelo de comentario de texto)

Ana dijo...

Tras finalizar la lectura del texto inevitablemente tenemos que reflexionar sobre las causas del descenso de la natalidad en España y su directa repercusión en la situación de los ancianos dentro de unos años, y ello nos lleva directamente a la crisis económica, a la falta de trabajo y al estado de inseguridad en el que están muchas familias españolas y europeas que se plantean formar un hogar estable y con hijos. Para colmo de males, el “cheque-bebé” que nuestro Gobierno implantó con el objeto de aumentar el índice de natalidad ha sido suprimido. Muchas de las familias decidieron tener un bebé por este cheque, pero ¿qué pasara ahora? Según lo que yo creo la retirada de esta ayuda incidirá de manera clara en un aceleramiento del descenso de la natalidad, y ello conllevará a que dentro de 25 o 30 años haya menos personas trabajando y cotizando para mantener las pensiones de los jubilados.

En el texto se habla de la vejez, no puedo resistirme también a comentar la retirada de ayudas para los ancianos: ¿Qué culpa tienen de todo esto? ¿Con qué se supone que vivirán ahora? ….La “Ley de la dependencia” es otra cuestión a tener en cuenta, ya que los ancianos se ven directamente afectados pues en muchos casos necesitan la ayuda de otras personas para poder salir adelante. En este sentido, el Estado podría fomentar el empleo contratando directamente a una persona que asistiera a los ancianos con necesidades, y así se crearía un puesto de trabajo y se ayudaría a una persona dependiente. Por último, hay que hacer referencia al retraso de la edad de la jubilación a los 67 años que propone nuestro Gobierno, con la que no estoy de acuerdo en absoluto porque una persona a esa edad lleva toda su vida trabajando y cotizando, y a esa edad creo que es justo que pueda disfrutar sus últimos años de vida con tranquilidad. En definitiva, los gobiernos europeos, incluido el nuestro, tendrán que buscar soluciones factibles y justas para todos estos problemas y para evitar que en un futuro –como dice Amis- los ancianos tengan que vivir de la beneficencia. (Ana Vidal Muñoz 2ºBach. A)

lidy_kuervo dijo...

Algunas veces no nos atrevemos a decir lo que pensamos a otras personas directamente y tenemos que “inventarnos” algo para que se den cuenta de lo que ocurre a su alrededor o de lo que les puede pasar, y en este sentido en nuestro afán de llamar la atención nos puede salir un disparate.

Esto es lo que le ha pasado al escritor inglés Martin Amis al proponer a sus gobernantes la eliminación de los ancianos induciendo a un suicidio consistente en ingerir dosis de Martini envenenado. Del mismo modo que Amis ha hecho uso de una sátira para denunciar la lamentable situación de los mayores de 60 años en un futuro inmediato y provocar la reacción de toda la sociedad, muchos programas televisivos hacen montajes para tergiversar la realidad y captar la atención de los telespectadores, y sin embargo no se produce tanto escándalo.
Por este motivo, comparto por un lado la afirmación de Juaristi cuando dice: “A mí, escandalizarse por esto me parece sencillamente de hipócritas”; y por otro lado. la defensa que hace de Martin Amis porque este expresa abiertamente su pensamiento sin temor a las consecuencias.

En definitiva, todos tenemos algo que decir en esta sociedad, pero no siempre sabemos expresarlo con las palabras adecuadas o con los términos políticamente correctos. Sin embargo, en mi opinión, la parábola que Martin Amis ha empleado, para denunciar el futuro los mayores, es muy valiente y adecuado en estos momentos, porque nuestros ancianos necesitan nuestra ayuda y apoyo, ya que ellos ya han trabajado lo suyo y han sufrido bastante a lo largo de su vida como para que ahora se lo estemos pagando de este modo tan egoísta.

(Lidia Durán, 2º de Bachillerato)

Pilar Giraldo dijo...

Amis nos plantea una barbaridad "poner fín a la inútil existencia de los ancianos" como forma de protesta frente a la sociedad. Es obvio que el problema está ahí y es que cada vez el índice de natalidad es más bajo y los jóvenes que trabajan son muy pocos para el elevado número de ancianos existentes en el país, todo esto sumado a la alta esperanza de vida en España, propicia que el sistema de pensiones sea insostenible.

¿Cómo podemos hacer que esta situación cambie? ¿Nos deshacemos del lastre que significa para nuestra sociedad los ancianos? Esta medida tan extrema no es necesaria. Simplemente, se debería ofertar un buen plan de estructuración familiar, donde ni los ancianos ni los niños sean obstáculo para los adultos trabajadores que los mantienen.

Al tema de la natalidad se le están poniendo soluciones como ayudas para las familias numerosas y los "cheques bebé" que mediante una ayuda económica incitan a la población a tener hijos.

Tenemos la idea de que los ancianos son una carga y no dan beneficio. Ese pensamiento debería desaparecer puesto que los ancianos a pesar de no trabajar aportan sabiduría y compañía.

Cristina Jiménez dijo...

Actualmente, y gracias a los avances en medicina, la esperanza de vida se ha alargado considerablemente con respecto a otras épocas en las que si alguien conseguía llegar a los cuarenta años podía considerarse afortunado Ahora bien, esto conlleva al aumento de la población anciana, que contrasta actualmente con el descenso de la población joven al disminuir el índice de natalidad: dentro de unos años nos encontraremos con un país envejecido, achacoso… y no sabremos qué hacer con nuestros mayores.

La propuesta de Amis del suicidio inducido de los mayores, el relato de Borges referente a las cámaras de gas ideadas por un “filantrópico Hitlers” o la película (“La fuga de Logan”) a la que hace referencia mi profesora, abordan de manera satírica el problema que supone para una sociedad la existencia de un gran colectivo de ancianos a los que no puede mantener y a los que considera improductivos. Significa esto ¿qué la única solución es acabar con la vida de nuestros abuelos o padres por el mero hecho de que hayan dejado de ser útiles a la sociedad? Pues no, del mismo modo que no me parece adecuado alargar la edad de jubilación para conseguir sacarles todo el jugo posible.

Es cierto que muchos de nosotros nos desentendemos de estas personas, que nos dieron tanto de jóvenes sin pedirnos nada a cambio, y las abandonamos en asilos creyéndonos que con ir a visitarlos una vez al mes estarán satisfechas. Pero nunca nos paramos a pensar en lo que supone para ellos, -que hicieron tanto en sus días de gloria por nosotros y quizás hasta por el país-, el que se les trate ahora como un juguete roto e incluso como un estorbo. Nos encontramos ante un problema sin una solución clara, porque también hay que pensar que lo que dejemos que le hagan a nuestros ancianos algún día también nos lo harán a nosotros.

María José Ganfornina dijo...

¿Nos adentramos en una Europa achacosa y envejecida? ¿A qué puede ser debido esto? ¿La población tiene culpa de ello o tal vez sea el progreso inevitable de nuestra civilización?
En el caso de España esto ocurre, entre otras cosas, porque la juventud ya no se atreve a tener tantos hijos como antes. Tener hijos, nos guste o no, supone un gasto tremendo para las familias desde que nacen hasta que se emancipan, y si a ello hay que unir el nivel de exigencia al que muchos padres acostumbran a sus hijos, podemos hablar de auténtica ruina. Para darle una solución a este problema, el gobierno español decidió darle a aquellas familias que tuviesen hijos 2.500 euros con el objeto de parar el descenso de natalidad. Pero debido a la gran crisis en la que se encuentra inmersa la economía española y mundial, nuestros gobernantes se han visto obligados a poner fin a esta ayuda que llevaba en marcha desde hace casi tres años. Otra de las causas por la que ha disminuido la natalidad es porque la mujer ha conquistado la igualdad frente al hombre, y por ello debe competir en el mercado laboral, suponiendo un problema para su promoción el embarazo y las cargas familiares. Frente a la sociedad de hace 50 años atrás en donde un hijo era una riqueza (mano de obra que incrementaba la renta familiar), en la sociedad actual y globalizada un hijo es una carga que sólo reporta gastos.
Todos estos motivos nos llevan al irremediable envejecimiento de nuestro país y por extensión de Europa y al problema que se deriva de ellos: cómo mantener las pensiones dentro de unos años. Debido a todo lo anterior nuestro Gobierno ha hecho la propuesta de posponer la jubilación a los 67 años para aumentar la cotización. Yo pienso que esta propuesta no tendría que llevarse a la práctica de una manera tan exhaustiva, ya que si a muchas personas ya les cuesta llegar a los 65 años para jubilarse, cómo van a estar cuando lleguen a los 67. Por tanto habría que estudiar las circunstancias de cada individuo y de cada trabajo, porque también hay que reconocer que hay personas que no quieren jubilarse y que se sienten muy realizadas trabajando. En definitiva, nos encontramos ante un grave problema en el que el descenso progresivo del índice de natalidad se ve potenciado con la crisis financiera, y esto vaticina un negro futuro para la Tercera Edad dentro de unos años. (Mª José Ganfornina Sánchez, 2º Bachillerato A)

carolina dijo...

El problema que plantea Martín Amis es el envejecimiento de la población. De aquí a unos cuantos años el país tendrá más personas mayores que jóvenes ya que las parejas jóvenes tienen cada menos hijos. Este problema es lo que está provocando que el Gobierno tome medidas demasiado drásticas que van a afectar directamente a la población anciana que no tiene la culpa de esta situación. Nos referimos, obviamente, al retraso de la edad de jubilación. Esta solución planteará problemas aquellas personas que quieran dejar su trabajo porque están cansados y quieren disfrutar de su familia. Además, las pensiones que les va a dar el Estado son muy bajas y muchos de ellos tendrán, -digo yo-, que vender los alimentos del huerto, trabajar en alguna cosilla que le salga, en fin, “buscarse la vida” para poder seguir manteniendo a su familia, evitar que los mantengan o los metan en una residencia de ancianos porque ya son un estorbo.

Lo único que pretendía Martin Amis con esta descabellada propuesta era llamar la atención para concienciar a la sociedad del problema que se avecina en unos años para los mayores, quienes a lo mejor preferirán suicidarse antes de vivir en unas terribles condiciones de dependencia o de indigencia porque para muchas personas los “viejos” pueden suponer un problema para sus cómodas vidas.

Por tanto, si el Gobierno lo que quiere es más gente joven para asegurar también las pensiones en un futuro de los ancianos: ¿por qué no hace algo para que las mujeres puedan tener mas hijos con una mejor calidad de vida?, ¿por qué no bajan los precios de la leche, los pañales, la papilla... etc.?, ¿por qué ha suprimido el “cheque-bebé”?, ¿por qué no facilita el acceso a una vivienda digna a los jóvenes que quieren independizarse?, ¿por qué no presiona a los bancos para que concedan más préstamos y muchas familias puedan solucionar sus vidas?....

(Carolina Ramírez Pizarro 2º BTO B)

violeta dijo...

El autor se basa en ejemplos, el más destacado el de Martin Amis, para intentar sensibilizarnos frente a la grave situación social que producirá el recorte de los derechos de las personas mayores. Estoy de acuerdo con Juaristi, puesto que hay una tendencia actual que nos lleva a percibir que las personas mayores son un estorbo, ya que tenemos que limpiarlos, darles de comer, cuidarlos…. y lo considero un gravísimo error. Si seguimos esta teoría también los bebés son un estorbo ¿no?, ya que a ellos también les tenemos que dar de comer, limpiarlos y cuidarlos. Entonces, ¿por qué a ellos se les trata con cariño, dulzura y sensibilidad? o ¿por qué partimos de la idea de que los mayores no nos aportan nada? Discrepo en este tema, y pienso que los ancianos nos llenan de sabiduría, nos aportan historias vividas por ellos y lo más importante, nos agradecen con amor, cariño y ternura que cuidemos de ellos, haciéndolos sentirse felices.
Con demasiada frecuencia se producen casos de malos tratos a mayores dentro de nuestros hogares, pero también en centros públicos como residencias, centros de días…… ¿cómo podríamos catalogar a esas personas que no cuidan a sus ancianos? ¿cómo podríamos catalogar a ese tipo de personas que maltrata a un anciano? El eje de todo esto se centra en el respeto y la educación y no todos los seres humanos parten de ello.
Para concluir me gustaría platearos: ¿por qué prescindir de algo tan bonito y satisfactorio como es tener a personas mayores a tu lado?, y sobre todo ¿por qué no luchamos entre todos, en estos terribles tiempos de crisis, para asegurar un futuro feliz a nuestros mayores que tanto han trabajado y cotizado a lo largo de su vida?
Violeta Arriaza.

pilar dijo...

Tras la lectura de este texto, me doy cuenta de que la natalidad ha descendido enormemente en nuestro país, al igual que en resto de Europa, y llego a la conclusión de que este hecho nos perjudicará a todos al cabo de unos años. Sobre las causas del descenso de la natalidad ya han hablado mis compañeros anteriormente, luego quedan suficientemente aclaradas, por este motivo yo prefiero centrarme en lo que pueden pensar ahora las parejas jóvenes que se plantean tener hijos. Habrá personas que piense en¿para que van a tener un hijos? para gastar dinero y que les creen problemas al fin al cabo cuando sean mayores los ingresaran en una residencia o peor los dejaran desatendidos. Si yo estuviera en esta situación, no pasaría de tener dos hijos por que con la crisis económica, con los gastos que requiere el mantenimiento de los hijos,años anterior han tenido la ayuda del cheque-bebé que era una ayuda economica que incitaba a la gente a tener hijos,pero ya no está en vigor esa ley, y además me da miedo el futuro que se nos presenta.

Por último, no podemos dejar de comentar la propuesta de Amis y la defensa que hace Juaristi, y realmente es para estar preocupados por la situación que se presenta a nuestros mayores en unos años, dado que peligran sus pensiones. Además toda la sociedad nos tenemos que mentalizar que no son una carga inútil, hecho con el que estoy totalmente en desacuerdo: nuestro mayores necesitan el cariño y la ayuda de los jóvenes, porque ellos habrían hecho lo mismo.

Pilar García Gómez

elvira dijo...

En el texto Jon Juaristic hace una gran defensa de Amis mediante la brillante comparativa con tres grandes novelistas como lo son Jonathan Swift, Orwell y Borges, los cuales plantearon antaño situaciones similares ante problemas de la sociedad para conseguir con el escándalo concienciar a la gente (sobre todo a los gobiernos) de que si no se tomaran medidas las cosas irían mal.
El tema planteado por Jon Juaristic es interesante puesto que cada vez hay más ancianos en nuestra sociedad y menos jóvenes que puedan pagar impuestos al estado para abonar a los ancianos sus pensiones, este problema se acentúa con la crisis actual existente en nuestro país y la cantidad de parados que esto conlleva, estos al no cotizar no pagan al estado este impuesto con lo cual hay menos dinero para las pensiones; la alta esperanza de vida también es otro factor influyente.
El alto índice de natalidad de hace 50 años unido a la elevada esperanza de vida ha propiciado que muchas personas lleguen a la edad de jubilación (coincidiendo actualmente hasta cuatro generaciones en un mismo año), esto choca frontalmente con el bajo índice de natalidad existente en la actualidad (por la incorporación de la mujer al mundo laboral, por el ritmo de vida tan acelerado que llevamos…). Puesto que antes era indispensable tener muchos hijos para garantizarse una vejez tranquila y sin trabajar y ahora teniendo o no hijos la vejez está garantizada por el plan de pensiones del Gobierno. Pero esto está garantizado por poco tiempo puesto que esta estructura se tambalea a un ritmo vertiginoso al haber más población envejecida que joven.
Aunque la “solución” planteada por nuestro autor ante el “exceso” de ancianos no seria factible en ningún caso puesto que ¿quién sería capaz de dejar que su padre o su abuela tomara ese martín envenenado para dejar de ser una carga para el Estado? Bueno, mejor no quiero conocer la respuesta de algunos hipócritas que se sienten cada vez más “sensibilizados” contra el maltrato animal y son capaces de dejar que sus mayores se “pudran” en un asilo buscando el beneficio propio al deshacerse del lastre que conlleva tener que ocuparse de una persona mayor.
Es despreciable el desprecio que se llega a mostrar por la vejez cuando inevitablemente, tarde o temprano todos llegaremos a ella.
Desde mi comentario quisiera remover conciencia (especialmente a la juventud) de que los ancianos no solo son vestigios de lo que antaño fueron en sus días de gloria, sino que también son personas útiles las cuales nos aportan sabiduría y experiencia de vida.

(Elvira García Fernández 2º Bach A)

Alfonso dijo...

España tiene unos de los índices de natalidad más bajos de la UE y donde el descenso de la mano de obra disminuirá los ingresos a la seguridad Social.
Esto se debe como entre otras cosas ha que la mujer ha conquistado la igualdad, pero debe compartirla con la vida laboral, lo que supone una carga para su promoción.

Amis lo que aporta es una crítica a lo sociedad dándole ese surrealismo al relato que queda destacado en el texto cuando planteaba poner fin a la existencia de los ancianos.

¿Qué podemos hacer para sofocar esta situación? Yo creo que algunas soluciones para este problema aportado por Amis es que surja una buena ley de conciliación que permita compatibilizar el trabajo y la familia como también dar un bien apoyo económico a la natalidad como sucede en nuestro país.
El aumento de la edad de jubilación no sería nada traumática siempre que sea por voluntad propia ya que no todos los trabajos suponen el mismo desgate físico.
Hay personas que se jubilan sin querer, porque estas, se dan cuenta que viven de su trabajo, que no son nadie sin él.

Cabe destacar, que vivimos en una sociedad hipócrita, dónde sin querer o no, estamos alejando de nuestras vidas a esas personas que tanto hicieron por la nuestras.
Personas que lucharon por que sus hijos, nietos… tuvieran una vida mejor que la suya.
¿Qué hacemos nosotros a cambio? ¿Recompensamos a esas personas mayores con llevarlas a un asilo? NO.
Sólo hacer un llamamiento a todas estas familias que se desprenden de estos mayores y decirles que no son cargas, sino que también son personas útiles las cuales nos aportan sabiduría y experiencia a ésta nuestra vida.

Alfonso Jurado Alcón (2ºBACH A)

carolina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carolina dijo...

Amis nos dice que tenemos que acabar con los ancianos, ya que según él son personas inútiles que no tienen la capacidad de hacer los mismos esfuerzos y actividades que las personas jóvenes. Pero esto no quiere decir que tengamos que acabar con ellos, porque aunque sean ancianos no dejan de ser personas.

El motivo por el cual quieren acabar con los ancianos es porque cada vez hay en España más personas ancianas que jóvenes y el índice de natalidad es muy bajo.
Desde mi punto de vista esto no es ningún problema porque al ver tanta población anciana muestra que hay mejores avances médicos y mejor nivel de vida. El problema se solucionaría fomentando el número de nacimientos y no acabando con los ancianos.

Pero hoy en día es muy difícil encontrar la solución ya que el gobierno intento de que se acabara el problema dando cheques bebé, pero en el momento que nos encontramos de crisis el gobierno no tiene suficiente dinero para seguir dándolo.

Otro de los problemas por el cual no se tienen tantos niños es porque hoy en día la mayoría de las mujeres tienen un puesto de trabajo y no tienen tanto tiempo libre como para cuidar un niño.

Aunque nos parezca cruel, la expresión de Amis cuando dice que debemos de acabar con los ancianos hay gente en nuestra sociedad que si lo hace, aunque de una forma menos exagerada internando a sus parientes en un asilo y se olvidan de tal manera de ellos que ni si quiera van a visitarlos.
(Carolina Cordero Suárez 2ºBach.B)

cecilia dijo...

“Los ancianos podrían poner fin a su penosa e inútil existencia, si así lo desean, ingiriendo dosis gratuitas de martini envenenado con o sin guinda”; sin duda alguna una frase bastante fuerte y polémica, pero a la vez, pienso que por muy absurda que sea, le podemos encontrar algún sentido. Evidentemente se que esto es una locura, pero la mayor locura ocurrirá cuando dentro de apenas treinta años cuando Europa desgraciadamente será un país envejecido El hecho de que Europa, y concretamente España, poco a poco haya envejecido, no se debe a otra cosa que al índice de natalidad. Es cierto que cada vez las familias prefieren tener de uno a dos hijos, salvo excepciones, o incluso ninguno. Hoy día esto es prácticamente normal, pero si miramos hacia el pasado, esto sería impensable, pero ¿ a qué creemos que se debe? Sinceramente creo que actualmente gozamos de un buen nivel de vida, y que para muchos, los hijos son un gasto innecesario, y hay quien dice : ”dan hasta disgustos” , pero yo creo que hay otra razón principal, la única que desgraciadamente, le quita el sueño a muchos españoles, la famosa CRISIS, y tal vez esto, hace que la gente se piense más el hecho de tener o no hijos.
Por otro lado, pienso que el envejecimiento se verá gravemente afectado, entre otras cosas, por el trabajo. Desgraciadamente, la situación económica que vivimos hoy día, hace que una gran mayoría de ciudadanos estén desempleados, y obviamente esto es un problema o problemón (o a menos así lo llamaría yo) porque el hecho de que la gente no trabaje, pues afectará, en cierto modo , al sistema de pensiones para la Tercera Edad , dado que disminuirán los ingresos de la Seguridad Social.

Pero sin duda alguna, también quiero hacer referencia, aunque esto parezca que no venga a cuento,( pero yo creo que sí) a la educación. Puedo decir que desgraciadamente día a día veo como muchos jóvenes malgastan el tiempo inútilmente, en vez de interesarse un poco más por los estudios y por tener un nivel más o menos de culturización. Pero la cuestión no es si los alumnos estudian o no, el problema está en que como estos alumnos realmente no se planteen el hecho de estudiar, creo que difícilmente podrán gozar de un trabajo en el futuro, hoy día , y que esto dado al nivel educativo, que desgraciadamente goza una buena cantidad de estudiantes, pues pienso que el día de mañana perjudicará la situación de envejecimiento, dado que no dará demasiada productividad.

En definitiva, creo que no somos realmente conscientes del problema que tenemos y que por muy difícil que sea, tenemos que buscar soluciones, aunque estas( como la de tener hijos) no le guste a mucha gente.

Marina Pérez dijo...

tenemos derecho a vivir? nuestro país se puede observar que cada vez la población es mas envejecida pero no por eso deberíamos de matarla, unas de las causa de este suceso es la baja natalidad y la baja mortalidad, así la mayor parte de la población esta envejecida. No creo que poner ese tipo de veneno en las cabinas va a ser la solución de que la En la actualidad en población sea envejecida.

Ahora bien la situación en la actualidad ha cambiado la edad laboral, desde mi punto de vista me parece excesiva la prolongación de este hecho ya que una persona con 65 años no puede hacer un trabajo que hace una persona de 25 ya que no tienen las mismas facultades y a la vez le quitan el tiempo de ocio después de muchos años de trabajo y esfuerzo. Aunque no lo creamos para el gobierno no es fácil poner a las personas mayores mas años de trabajo, pero esta crisis económica afecta a todo el mundo tanto a adultos y a jóvenes etc. Y ay que poner una solución para este problema y eso es una de ella, otra de las consecuencias es quitar las pagas a las mujeres que tenían niños la cual se ha quitado este 1 de enero del 2011. Muchas de estas ayudas la han quitado o han disminuido la cantidad de dinero que les daban.
Por otro lado tenemos que tener en cuenta el gran progreso que hemos tenido en el cual las mujeres podemos trabajar en los mismos trabajos que los hombres, aunque todavía no llego a entender por que en muchos de los trabajos las mujeres cobramos menos salarios que los hombres ¿sigue siendo una sociedad machista? .
Ultimamente hay mas nacimientos que meses atrás por ese mismo motivo la población española sera menos envejecidad y no tendra que llegar hasta ese punto de envenenar a las personas de la tercera edad.
(Marina Pérez Gómez 2º BACH)

Estefania dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Estefania dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Estefania dijo...

La polémica idea que plantea Amis en este fragmento de Jon Juaristi me parece abominable. Él pretende acabar con las personas que más admiro en esta vida: los ancianos. A estas maravillosas personas pretenden dejarles sin pensiones y, además, aumentarle la edad de jubilación. En mi cabeza no cabe imaginar a un minero, un pescador, un profesor, un piloto de avión…trabajando hasta los 67 años. A estas personas, incluso siendo jóvenes y estando capacitadas para realizar sus funciones, les cuesta trabajar en lo suyo, ya que se trata de empleos durísimos. Hay ocasiones en las que es detestable el desprecio con el que se trata a las personas de edad avanzada. Yo me desespero cuando ocurre esto, ya que en un futuro no muy lejano, todos llegaremos a la vejez y querremos que nos traten como nosotros no tratamos, en su día, a los ancianos.

Otro problema que se plantea en el texto es el grave descenso de la natalidad, provocada entre otras cosas, por la independencia de la mujer, que ahora prefiere centrarse en su trabajo y garantizarse un futuro próspero. La idea de tener hijos es secundaria y se llevaría a cabo a partir de los 30 años, disminuyendo de esta manera, el período de fertilidad. Si los datos de la natalidad siguen así, se mejorará la calidad de vida. No obstante, España será un país de ancianos, y esto nos perjudica.

maria jose dijo...

¿En el futuro tendremos los jóvenes de hoy en día un seguro de pensiones?
Bueno eso no está del todo claro, porque con el descenso de la mano de obra las personas cada vez pagan menos los seguros sociales que es lo que pone en peligro el sistema de pensiones.
En este texto, Martín Amis plantea qué va a pasar cuando en la población europea existan mas ancianos que jóvenes y los gobiernos no puedan garantizar el seguro de pensiones.
Por este motivo, ante la posible falta de recursos, propone la absurda idea del suicidio al ingerir “dosis de Martini envenenado” para evitar que se sientan inútiles. Jon Juaristi, defiende la idea de Martín Amis y la compara con Swift, Orwell y Borges los cuales plantearon medidas como Amis.
Para esto, hay que plantear soluciones, ya que los demógrafos predicen que Europa envejecerá dentro de tan solo treinta años.
Como conclusión de todo esto, Jon Juaristi trae la polémica a la situación española donde se pretende alargar la edad laboral hasta los 67 años para garantizar precisamente las pensiones.

María José Noguera Suárez. 2ºbach B.

eva y marina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eva dijo...

A partir de los cincuenta, sesenta y cinco ¿Pero cual es exactamente la edad a la que llega una persona para llamarla anciana? Según la nueva ley deberemos estar trabajando hasta los 67 años ¿es esa una buena edad para trabajar?

Conocemos que gran parte de la población europea tiene una edad avanzada pero, ¿es esto verdaderamente un problema?

Gracias a los avances tecnológicos en la medicina, tras años de investigaciones y vivir en una época de mejores condiciones de vida, a causado que se alargue la edad media que vive una persona. Por ello no debemos de pensar a ver a la población anciana que son seres inútiles sino mirarlos y pensar en que están llenos de sabiduría y que todos por norma general llegaremos a ser así algún día.

Es una idea impactante el consejo de Martin Amis de acabar con los ancianos envenenándolos pero se trata sólo de una soberbia sátira para llamar la atención de la sociedad y alarmarlos de que en un futuro próximo y no muy lejano la mayoría de las personas serán ancianos.

Pero la población envejecida no se frenaría acabando con las personas ancianas, sino aumentando el número de bebés que nacen en Europa y para ello debemos tomar la iniciativa todos y cada uno de nosotros. No es necesario tener 7 u 8 niños como solían tener nuestros abuelos o parientes pero si más de 3 por pareja.

Por su parte, el Gobierno, ayudó a los padres de los bebés que nacieran con una cantidad de dinero llamado “cheques bebés” pero debido a la gran crisis económica se han visto obligados a dejar de entregar este dinero por el único motivo de no tenerlo. Pero no es el dinero el motivo esencial que impide tener hijos sino la situación de la mujer en el mercado laboral y el poco tiempo disponible. Así que hay mujeres que deciden que para que le tengan que cuidar los hijos una asistenta o su propia madre o suegra, es preferible tener uno o dos en un momento de su vida que ella esté preparada y que haya disfrutado lo suficiente.
(Eva María Gómez Suárez 2ºBach.B)

Natalia dijo...

¿Quién asegura el bienestar y que la jubilación para los ancianos sea tranquila y feliz dentro de unos años? Amis propone una serie de ideas para acabar con esto, para que el gobierno actúe ya. No podemos permitir que la edad de jubilación se alargue, ya que las personas mayores no podrían trabajar debido a su mayoría de edad. Ni que acorten las pensiones, que eliminen el abono del ``cheque-bebé´´… Los jóvenes no podrían pagar los altísimos impuestos al gobierno que existen actualmente y debido a la crisis mundial, no hay tanto trabajo para todos los jóvenes. Muchos de ellos se encuentran parados y no pueden trabajar, si el gobierno no actúa ante estos problemas, la gente se manifestará y ya no solo los jóvenes sino también la Tercera Edad, ya que los jóvenes no mantienen un trabajo para poder pagar impuestos, los ancianos no podrán tener una pensión adecuada para su jubilación.

Otra causa es la gran bajada de natalidad, las personas no querrán tener hijos, ya que no hay trabajo, no ganan el suficiente dinero como para mantenerlos y ya actualmente con la eliminación del cheque-bebé, esto ha sido la gran causa de la bajada de la natalidad en comparación con hace 40 años.

Amis propone la disparatada idea de veneno en los martines para sensibilizar a la población y sobre todo al gobierno, para que pongan medidas ante estos problemas y para que los ancianos que nos han dado la vida, puedan y deban tener una grata jubilación.

MARIA Y VIOLETA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MARIA Y VIOLETA dijo...

El principal problema en el que nos encontramos hoy día, es un tema al que inevitablemente hay que darle mucha importancia como es el envejecimiento de la población planteado por Amis.

Está bastante claro que en nuestro país y el resto de Europa ha habido un notable descenso de la natalidad. En los tiempos en los que estamos ha cambiado mucho la situación como la tecnología, la economía, el trabajo, sobre todo en las mujeres que han logrado ser independientes. Hoy día las personas jóvenes quieren disfrutar más de la vida siendo padres un poco mas mayores y con pocos hijos para poder dedicarles más tiempo y tener mejor calidad de vida.
Ahora han eliminado el cheque bebé, una aportación económica bastante buena que por ello las parejas se animaban a tener un bebé.

En cuanto al envejecimiento de la población, nuestros ancianos cada vez cargan más con problemas sobre todo de tipo económico y me refiero a sus pensiones, que cada vez son más bajas. Por no mencionar la edad de jubilación en la que es una idea absurda ya que pensar que una persona de 65años ya ha aguantado suficiente y ha hecho grandes esfuerzos como para estar hasta los 67. Pienso que deberían rebajarla de nuevo, aunque siempre hay excepciones ya que por suerte hay personas que a esas edades se encuentran suficientemente capacitados para seguir trabajando ¿Pero y que es de los albañiles, camioneros, cirujanos, agricultores…?¿De verdad piensan en ellos?¿En qué aguantan hasta los 67?
Todos llegamos a una edad avanzada y nos gustaría que nos tratasen con cariño, cuidado y respeto. Las personas mayores han estado cuidando de nosotros desde que éramos pequeños, han querido siempre lo mejor para nosotros y han mirado por nuestro futuro, que menos que pasemos un ratito agradable con ellos , que con solo un gesto de cariño se conforman y te lo agradecen con una gran sonrisa.
María Doblado Silva 2bto b

MARIA Y VIOLETA dijo...

Martin Amis propone una cabina donde los ancianos puedan suicidarse, con esto solo intenta llamar la atención y dar a conocer el problema que puede tener Europa en un fututo. Esto se produce por varios efectos que en el pasado no se han tenido muy en cuenta pero que tras una reflexión presentan un futuro desconcertante.

Entre los efectos que producen este factor se encuentran un progresivo descenso de la natalidad en las últimas décadas. Antes las personas que ahora pueden verse como torpes ancianos que trabajan para sacar su numerosa familia adelante, así como para el descuento de su salario para la Seguridad Social que daban las pensiones a los ancianos de esa época, que si eran recompensados por el esfuerzo realizado en su juventud y no como ocurre actualmente.

Además, las personas no quieren tener tantos hijos actualmente ya que son bastante egoístas y quieren todas sus ganancias para beneficio propio. También la escasez de trabajo actual conlleva a que las personas no puedan mantener económicamente a una familia amplia. Otro de los problemas de la falta de empleo actual es que si los jóvenes no trabajan, el Estado no recibe dinero para las pensiones.

Todos estos factores conllevan a reducir las pensiones a las personas que en su juventud trabajan duramente y que ahora no reciban los beneficios que realmente se merecen, personas que con muchos menos recursos sacaban a su familia adelante, sin tener una sanidad como la actual, ni una vivienda como las de ahora, ni transportes… Además se ha aumentado la edad de jubilación a los 67 años, y en mi opinión no me imagino a un cirujano, un agricultor, un oficinista… trabajando con 67 años donde las fuerzas empiezan a flaquear y tras una dura vida. Una edad para disfrutar de la vida y ver los resultados de su trabajo realizado.
José Manuel Borrego Gómez 2bto A

macarena y carolina dijo...

Después de leer este texto me ha parecido correcto como Jon Juaristi define la ocurrencia de Martín Amis sobre la población anciana de poner cabinas para envenenarlos y así eliminarlos ya que dice que si no se lleva esto a la práctica, pronto todo estará lleno de población envejecida, horrible y enloquecida. A pesar de proponer este “crimen” como Jon Juaristi lo llama, lo que quiere Martín Amis es llamar la atención sobre lo rápido que está envejeciendo la población, y esto afecta a la sociedad ya que la población de la tercera edad aumentará sin parar. Los gobiernos ofrecen ayudas a las personas que se jubilan, también se ofrecían ayudas a las personas que tenían hijos para ayudarles en su bienestar social y así aumentar la tasa de natalidad para que la población europea no se convierta en una sociedad envejecida y atrasada ya que si anuláramos la tasa de natalidad, todos nos haríamos mayores, nos jubilaríamos, el comercio terminaría y la población llegaría a desaparecer y gracias a estas pequeñas ayudas la población está creciendo poco a poco. Pero hoy en día, existe un problema llamado “crisis” en la que la sociedad se esta viendo muy afectada ya que algunas personas debido a su malestar social no pueden tener hijos y algunas de ellas están en paro y deciden utilizar el dinero que le daba o le da el estado para su manutención y para poder sobrevivir.

En los últimos años, la tercera edad ha gozado de una mejor calidad de vida, aumentando como consecuencia la esperanza de vida de la población; todo esto gracias a avances médicos y tecnológicos entre otros.

En los tiempos que corren, ese bienestar del colectivo anciano ha disminuido debido a la crisis en la que nos encontramos, por eso, hoy en día, el estado ha atrasado la edad de jubilación para que las personas mayores reciban una mayor cotización del Gobierno por sus años de trabajo. Al decir Jon Juaristi: “cuando un dedo señala la catástrofe, los imbéciles se apresuran a amputarle la yema” pienso que quiere decir que el gobierno no quiere ver la situación en la que nos encontramos y a veces hace oídos sordos a estas situaciones.

MACARENA CARO GRACIA 2ºBACH B

cristina dijo...

Cada día vemos reflejada la preocupación de temas como es la edad de jubilación en muchos sectores de la población, en políticos, profesores, alumnos, padres, en general a toda la sociedad. Pero ¿verdaderamente a quien le afecta este tema? Los futuros afectados somos los jóvenes que nos estamos hoy en día preparándonos para en un futuro tener vida laboral. Los políticos realmente necesitan el voto ¿Por qué no en vez de bajar los sueldos de la clase media bajan los sueldos de los políticos? Un asunto muy relacionado con la jubilación en la crisis económica pues si no hay personas trabajando no hay personas cotizando por lo tanto las personas mayores son las perjudicadas tras su jubilación. Otro dato importante es el porcentaje tan alto de personas que piden la jubilación anticipada que afecta al sistema muy negativamente, según mi opinión debería estar más controlada .

Otro tema importante a tratar es el envejecimiento que esta sufriendo Europa, más concretamente España, esto se debe al descenso de la natalidad. ¿Por qué antiguamente nuestros bisabuelos tenían hasta doce hijos y hoy en día es rara la familia que tiene más de tres? La razón fundamental creo que es el incremento del nivel de vida, además de la entrada de la mujer en el mundo laboral. Otros motivos pueden ser el cambio de mentalidad por ejemplo antes se tenía hijos con el propósito de que ellos aportara dinero a la casa y hoy en día esto no es posible.

Para concluir quiero hacer referencia a la expresión utilizada por Amis cuando dice que hay que acabar con los ancianos, pienso que ha sido muy cruel pues los ancianos nos aportan sabiduría una virtud que solo la poseen ellos y es bellísima.